Crónica Real Betis 1-1 Real Madrid | Jornada 16 Liga EA Sports

Jude Bellingham, festejando su 16º gol de la temporada | Real Betis 1-1 Real Madrid

Real Betis 1-1 Real Madrid: “Y Medina Cantalejo se salió finalmente con la suya”

El Real Madrid ha firmado un justo empate ante un correoso Betis, en un partido en el que de nada le sirvió el aplastante dominio sobre su rival durante la primera hora del duelo, con un nuevo tanto de Bellingham y en el que, tras unos cambios poco acertados, acabó con el Real Madrid casi pidiendo la hora.

Un empate que, a la luz de lo vivido en la primera mitad, con un indecente recital de Soto Grado en el campo y de Jaime Latre en el VAR, nunca debió haberse producido.

Tras los arbitrajes ante Cádiz y Granada, a la tercera fue la vencida

El árbitro del comité riojano, nombrado para este fin por Medina Cantalejo en una salida difíicl (recordemos que aún no ha ganado nadie en el feudo bético en esta temporada) dejó sin sancionar un clarísimo derribo a Rodrygo en el área verdiblanca y anuló un gol aparentemente legal a Brahim, a la luz de las líneas extrañamente tiradas por el VAR tras la jugada.

Por si eso fuera poco, permitió el juego brusco de los locales, olvidándose de las tarjetas, que no empezó a mostrar, como suele ser habitual contra el Real Madrid,  hasta los últimos mnutos y, como pasó con Ayoze, por perder tiempo en su sustitución.

Soto Grado, triste protagonista con un pésimo arbitraje contra el Real Madrid| Real Betis 1-1 Real Madrid

Pero es que además, rizando el rizo, el Betis pudo haberse adelantado en la primera mitad en una contra que se inicia con una diáfana falta a Mendy, derribado por Ayoze y que, por supuesto, no sancionó y que, viendo el percal, mucho me temo que tampoco habría revisado el VAR (como ya vimos por ejemplo ante el Atleti, con aquella falta a Bellingham previa al primer gol rojiblanco en el Metropolitano).

Lo más sangrante ocurrió cuando, tras el gol del Bellingham, más claro que el caldo de un asilo, el VAR revisó la jugada durante casi un minuto a pesar de que no había motivos para ello. Sin embargo, apenas tardaron unos segundos en despacharse la revisión del penalti a Rodrygo y el fuera de juego del brasileño en el gol anulado a Brahim.

Estaba claro que la misión era que el Real Madrid se dejase puntos de cara al importante Barça-Girona de mañana y, por lo que se ha visto durante el partido, Soto Grado ha cumplido con creces.

Dominio absoluto sin gol en la primera parte

Debido a las bajas, Ancelotti alineó un “once” de circunstancias con Lunin bajo los palos, de nuevo y a pesar de la recuperación de Kepa, Lucas Vázquez y Mendy en los laterales, Rüdiger y Alaba en el eje de la zaga. En el centro del campo Kroos y Valverde, con Modric casi de “falso 9” y Bellingham, moviéndose con libertad, mientras que repetían Rodrygo y Brahim en el ataque.

Un equipo que, salvo un pequeño zarpazo inicial de Isco en los primeros compases, con un disparo lejano desde la frontal que paró Lunin sin problemas, no tardó en hacerse con el dominio del partido.

Modric volvió a la titularidad tras su lesión muscular y lo hizo a buen nivel | Real Betis 1-1 Real Madrid

Con una presión muy intensa, que le permitía recuperar rápidamente el esférico, los de Ancelotti se hicieron rápidamente con el control del encuentro, volcando el ataque por la izquierda, donde Rodrygo hizo lo que quiso con Ruybal, al que volvió literalmente loco.

Precisamente en una de las múltiples incursiones del brasileño por la banda, en el minuto 13, desbordó a Ruibal con un movimiento espectacular y el defensa verdiblanco, más lento, intentó desviar la pelota pero tocó claramente el pie de Rodrygo, derribándole. Sin embargo, ni Soto Grado, que se enocntraba encima de la jugada ni Jaime Latre desde el VAR vieron nada punible en la jugada y corrieron un “estúpido” velo sobre lo ocurrio y se siguió jugando.

APenas unos minutos más tarde, de nuevo Rodrygo volvió a poner en jaque a la defensa bética. Trianguló con Bellingham dentro del área, quien le devolvió la pelota con una maravillosa asistencia de tacón, y tras tirarle un caño a Ruibal, el balón salió rebotado, con tan buena fortuna para Rodrygo que casi sin querer, asistió a Brahim, que marcaba fácilmente en boca de gol.

En ese momento, el VAR -silente en la jugada del penalti- y en tiempo récord, anuló el tanto al estimar que Rodrygo estaba ligerísimamente adelantado tras recibir de Bellingham y, con unas fantasmagóricas líneas mostradas instantes después, anuló el tanto ante el estupor madridista.

Y así se mantuvo el partido, con el Real Madrid percutiendo constantemente con Rodrygo y controlando el ritmo de juego. Hasta que, llegada la media hora, el Real Betis, en la primera vez que logra cruzar el centro del campo, montó una contra gracias a un buen servicio hacia Ayoze, buscando y encontrando la espalda de la defensa, donde sólo cerraba Mendy.

El problema estuvo en que en su disputa por el balón, Ayoze zancadilleó clarísimamente al francés sin que el árbitro señalase la más que clara falta del atacante verdiblanco, dejando seguir la jugada. El delantero canario del Betis asistió a WIlliam José, excesivamente lento, quien intentó rematar pero se encontró con Rüdiger, el balón le cayó a Ayoze y su disparo a bocajarro obligó a Lunin a lucirse por vez primera en toda la tarde.

A partir de ahí, el Real Betis logró sacudirse parte del dominio madridista y trató de recuperar la pelota, aprovechando que los centrocampistas blancos cometieron demasiados errores en la salida de balón e impidiendo las llegadas de Rodrygo por la izquierda, al menos durante unos minutos.

Instantes después, era William José quien, desde fuera del área, trató de sorprender a Lunin pero su disparo, excesivamente ajustado al palo izquierdo del meta ucraniano, se marchó ligeramente desviado.

Fueron los mejores momentos de fútbol del Real Betis en la primera mitad y que duraron hasta el minuto 41, cuando Modric, en otra buena ocasión, puso a prueba a Rui Silva con un chutazo desde la frontal que el portero portugués tuvo que mandar a córner con bastantes apuros. Un córner, botado desde la derecha, lo remató Rüdiger de cabeza, obligando a Rui Silva a desviar de nuevo a córner por encima del larguero.

Rodrygo fue un dolor de muelas constante en la primera parte | Real Betis 1-1 Real Madrid

A partir de ahí y hasta el final de la primera mitad, el Real Madrid se volvió a adueñar del partido y a punto estuvo de irse al descanso con un gol, tras una falta directa botada por Alaba que se marchó pegada al palo izquierdo de Rui Silva.

Golazos y mucha intensidad en la segunda mitad

Tras el descanso, pudo adelantarse Isco tras una muy buena asistencia de Ayoze pero su remate, excesivamente forzado, no pudo superar a Lunin, de nuevo muy rápido y ágil para desviar a córner.

Entonces llegó el minuto 53 y el gol madridista cuando Rodrygo peleó un balón ante Ruibal que previamente había perdido y centró a Belligham, en la zona de tres cuartos bética. El inglés vio rápidamente la jugada y le dio el balón a Brahim en la frontal y se la pidió a la espalda eed la zaga verdiblanca.

Entonces Brahim, clarividente, supo entender lo que quería su compañero y le metió un maravilloso pase picado por encima de los defensores locales que Bellingham no desaprovechó. Paró el balón con calma, se lo acomodó con calidad y ante la salida de Rui Silva le batió por abajo.

Con este remate Bellingham adelantaba al Real Madrid en Sevilla | Real Betis 1-1 Real Madrid

Apenas unos pocos minutos más tarde, Rodrygo volvía a hacer de las suyas por la banda pero en esta ocasión se llenó de balón y en vez de asistir a Brahim en el segundo palo, donde llegaba completamente solo, optó por intentar un imposible y marcar sin apenas ángulo, perdiendo una clara ocasión.

Y cuando más tranquilo parecía el partido para el Real Madrid llegó el nefasto minuto 66. El momento en el que William José llegó al vértice izquierdo del área madridista, se paró y vio la llegada de Ruibal. Le centró y el lateral verdiblanco, aprovechando que nadie le salía al paso, se despachó entonces un tremendísimo disparo lejano que reventó la escuadra derecha de la portería de Lunin, que nada pudo hacer por evitar el golazo.

Con el empate en el marcador, Ancelotti intentó dar movilidad al ataque madridista, más espesote y sin tanta verticalidad y dio entrada a Ceballos, que recibió una pitada tan brutal como injusta, en lugar de Modric pero no funcionó. Lejos de ir a mejor, el equipo se vino abajo porque el utrerano se convirtió en una máquina de perder balones.

Aun así, el Real Madrid pudo marcar en el minuto 79 con una falta lateral botada por Kroos y que Rui Silva logró desviar in extremis cuando Joselu, que acababa de entrar al campo por Brahim, se aprestaba a rematar en el segundo palo.

Sin embargo, la salida del campo de Kroos junto a Lucas Vázquez unos pocos minutos después por Nico Paz y Nacho, lejos de apañar al equipo lo terminó de descabezar, perdieno su identidad y lo que es peor, la sensación de peligro, tanto que acabó aculándose en tablas y pidiendo la hora.

Ruibal anotó un espectacular golazo con este disparo desde fuera del área | Real Betis 1-1 Real Madrid

Sobre todo cuando el partido estaba a punto de cumplir el tiempo reglamentario e Isco cabeceaba al palo derecho de Lunin un gran pase de Luiz Henrique, que estaba generando bastante peligro por la derecha desde que salió al campo sustituyendo a Ayoze en los últimos minutos del partido.

Finalmente, Joselu, ya con el tiempo cumplido pudo haber marcado pero su disparo raso y ajustado se marchó fuera por poco. El partido escribió su epílogo cuando, tras una falta más que discreta de Ceballos, sancionada con amarilla (vaya, ésta sí) y botada por Isco, Chadi Riad remató de cabeza, obligando de nuevo a Lunin a lucirse y sacar el balón por encima de su portería.

Un córner que ya no se pudo lanzar porque, con un minuto por encima de los seis que Soto Grado había dado como descuento, el colegiado dio por finalizado el encuentro.


Ficha técnica del partido

Real Betis: Rui Silva; Ruibal, Pezzella, Chadi Riad, Abner; Altimira (Guardado, ’70), Marc Roca, Ayoze (Luiz Henrique, ’82), Isco, Az Abde (Assane Diao, ’61) y Willian José.

Real Madrid: Lunin; Lucas Vázquez (Nacho, ’83), Rüdiger, Alaba, Mendy; Kroos (Nico Paz, ’83), Fede Valverde, Modric (Ceballos, ’70), Bellingham; Brahim (Joselu, ’79) y Rodrygo.

Arbitro: Soto Grado (Comité Riojano). Amonestó a Ruibal y Ayoze por el Real Betis y a Ceballos por el Real Madrid.

Deja una respuesta