Crónica Real Madrid 0-0 Real Betis | Jornada 38 Liga EA Sports

Toni Kroos es manteado por sus compañeros tras finalizar el partido | Real Madrid 0-0 Real Betis

Real Madrid 0-0 Real Betis: “Kroos, siempre Kroos”

El Real Madrid y el Real Betis han empatado a nada en un partido absolutamente intrascendente y con menos tensión competitiva que un partido de periodistas contra toreros, en el que lo más importante era darle la mejor despedida posible a Toni Kroos, que pisaba por última vez el césped de la que fue su casa los últimos 10 años.

El alemán, capitán hoy del equipo, ha vivido en sus carnes una de las despedidas más emotivas y sentidas de la historia reciente del club, en la que todo el madridismo se vio reflejado de una forma u otra en las incesantes lágrimas de sus tres hijos, que no encontraban consuelo ante la marcha de un jugador que ya es, por derecho propio, un mito para el Real Madrid y toda su afición.

Homenaje a Kroos y primera parte soporífera

Deportivamente, el partido no tuvo ninguna historia y, salvo algún escarceo bético, tampoco pasará a la historia de la Liga española por su competitividad. El único objetivo, como digo, era brindarle la mejor despedida a Kroos y en eso hay que reconocer que el conjunto verdiblanco se portó.

Los de Pellegrini pusieron el contrapunto a la nula tensión e intensidad del equipo madridista y trajo las únicas notas de emoción a un partido en el que nadie miraba al juego sino que iba descontando los minutos hasta que el delegado arbitral mostrase el cartel con el “8” de Kroos y éste iniciase su salida hacia el banquillo.

Kroos, protagonista destacado del partido y no sólo por su despedida | Real Madrid 0-0 Real Betis

Y no será porque Carletto escatimase algo en el equipo inicial. EL italiano se tomó inicialmente el partido como una suerte de “ensayo general” para la gran final de Wembley del próximo sábado y alineó al que se supone será su “once” de gala para dicho partido.

Courtois, que tiene todas las papeletas para jugar este partido, estuvo bajo los palos, acompañado en defensa por Carvajal y Mendy en los laterales y Nacho y Rüdiger en el eje. El centro del campo “clásico”, con Kroos, Camavinga (que será mediocentro defensivo al confirmarse que Tchouameni no llegará a tiempo para la final), Valverede y Bellingham, con Vinicius y Rodrygo como puntas de lanza.

Pero ni por esas. La primera parte fue lenta y tediosa, sin apenas oportunidades y como si ambos equipos hubiesen firmado anticipadamente las tablas, nadie osaba a hacer daño a la otra parte, con un juego lenturrón, parsimonioso y previsible, donde sólo Vinicius y Rodrygo, tremendamente desacertados hoy, parecían querer inventar algo.

La mejor ocasión madridista llegó en el minuto 14 y no por acierto de ninguno de sus jugadores sino por un grosero error del portero bético, Fran Vieites, que le entregó el balón a Camavinga en la frontal.

El francés sirvió a Vinicius, que no supo aprovechar el regalo. Se le hizo de noche intentando driblar al meta bético, quien en una buena reacción, le sacó el balón de los pies al brasileño con una buena mano. El rechace le cayó a Mendy, que seguía la jugada, pero su remate, con Vieites ya vencido, lo sacó Sokratis bajo los palos evitando el primer tanto madridista.

Vinicius pudo marcar en esta jugada pero Vieites le sacó el balón de la bota | Real Madrid 0-0 Real Betis

Eran los mejores minutos de un Real Madrid que, si bien dominaba a placer, no estaba creando apenas peligro. HUbo que esperar al minuto 33 para ver otra buena ocasión de los blancos, en este caso con un espectacular taconazo de Vinicius a bocajarro tras una magnífica jugada personal de Rodrygo pero, en esta ocasión, el astro brasileño se vovió a topar con Vieites, que desvió con una muy buena mano abajo.

A partir de ahí el partido cayó en picado en esta primera mitad y, salvo un remate de cabeza de Bellerín, completamente solo en el área pequeña, que se marchó fuera por poco en el minuto 36, todo apuntaba a que ambos contendientes se irían al descanso con el empate a cero en el marcador.

Sin embargo, dos minutos más tarde, en una falta botada desde el perfil derecho por Miranda y pésimamente defendida por los locales, Courtois despejaba mal y el balón muerto le cayó a Johnny en el área pequeña y éste, a bocajarro y sin apenas oposición, empotró el balón en el arco madridista.

Afortunadamente para los de Carletto, desde el VAR avisaron de la posición antirreglamentaria de Marc Roca en el momento del centro, ligeramente adelantado y tras su revisión en el monitor por el colegiado, el gol fue invalidado y no subió al marcador.

Segunda parte pensando en Wembley y ocasiones béticas

Tras la reanudación pudimos ver un claro cambio de escenario. El Real Madrid, claramente con la mente puesta en Wembley y deseando que el partido acabase sin ningún lesionado, le entregó el balón al Betis que dominó claramente en el segundo período.

Así, nada más volver de los vestuarios, Sabaly avisó con un duro disparo que se marchó ligeramente desviado junto al palo izquierdo de Courtois. Y volvió a avisar el conjunto bético cinco minutos más tarde con  un buen remate de Ayoze desde el ´vertice del área, al que respondió Courtois, bien colocado, estirándose para mandar el ballón a córner en una gran intervención.

No estuvo fino esta noche Fede Valverde | Real Madrid 0-0 Real Betis

Pese a todo, el Real Madrid dispuso de un par de ocasiones casi consecutivas. La primera, a cargo de Bellingham en el minuto 55, con un disparo lejano bien desviado por Vieites con una magnífica parada. Y apenas un minuto después, Bellerín sacó bajo palos un balón envenenado en el área verdiblanca tras el saque de un córner desde la izquierda.

El partido entró entonces en una fase de ida y vuelta, sin apenas control en la que el Betis, con mucho más peligro fue capaz de encontrar a la contra varias veces la espalda de la defensa madridista.

Así, en el minuto 59, Courtois sacó una espectacular mano abajo a un disparo de Miranda, que culimnaba un buen contragolpe montado por Ayoze por la banda, superando a Valverde y a Carvajal con facilidad.

En el minuto 65, cuando prácticamente no se había ajustado aún sus guantes Kepa, que había entrado al campo apenas un minuto antes por Courtois, en un generoso guiño de Carletto al meta vasco, el Betis volvió a ver puerta, en este caso en las botas de William José. El problema es que el delantero bético estaba claramente adelantado en el momento de rematar un buen pase de Ayoze y el colegiado anuló el gol.

A partir de ahí, la nada más absoluta. A pesar del empuje que le dio Modric al equipo y los intentos vanos de Vinicius, que mandó fuera una gran diagonal de Rodrygo en el minuto 74 y de Kroos, que intentó un disparo muy difícil desde fuera del área apenas un par de minutos más tarde, nada cambió.

Respondió el Betis con otra gran contra, en este caso liderada por Abde, pero el jugador marroquí se fue escorando y perdiendo velocidad hasta acabar la jugada con un disparo flojo y centrado que acabó en las manos de Kepa sin demasiados problemas.

El alemán, absoluto protagonista de la noche y que ya sabía que iba a ser sustituido por Ceballos, intentó despedirse a lo grande, ejecutando con maestría un golpe franco directo bastante alejado de la portería, pero se encontró con otra buena parada de Vieites, para mandar el balón a córner, tras el cual se desataron la emoción en el césped del Bernabéu.

Rodrygo lo intentó sin éxito en varias ocasiones | Real Madrid 0-0 Real Betis

Kroos abandonó el campo en una interminable marcha rumbo al banquillo, como si el tiempo no quisiese avanzar y queriendo que el momento histórico que estábamos viviendo durase para siempre.

El alemán, muy emocionado, se fue despidiendo uno por uno de todos sus compañeros, ante una grada puesta en pie gritando su nombre, hasta llegar a la banda, donde además de los integrantes del banquillo y los miembros del staff (especialmente emocionado Davide Ancelotti) le esperaban sus tres hijos en un mar de lágrimas, imposibles de secar.

Finalmente y con el tiempo vencido, un ya emocionadísimo Kroos volvió al centro del campo donde recibió otra fabulosa ovación de un público que se negaba a abandonar el estadio, como si quisiera prolongar un poco más la estancia de Kroos y fue manteado por sus compañeros, en una despedida que ni él ni los aficionados madridistas jamás olvidaremos.


Ficha técnica del partido

Real Madrid: Courtois (Kepa, min.63); Carvajal (Lucas, min.74), Rüdiger, Nacho (Militao, min.64). Mendy; Camavinga (Modric, min.74), Valverde, Kroos (Ceballos, min.87), Bellingham; Vinicius y Rodrygo.

Real Betis: Vieites; Sabaly, Sokratis, Visus, Miranda; Johnny, Marc Roca, Bellerín, Rodri (Altimira, min.72), Ayoze y Willian José (Abde, min.81). —

Arbitro: Díaz de Mera Escuderos (Colegio Castellano-Manchego). Por el Real Madrid vieron amarilla Nacho y Carvajal, mientras que Sokratis la vio por el Betis.

Deja una respuesta