El Santiago Bernabéu albergará la vuelta de la Final de la Copa Libertadores

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, suspendido de forma indefinida y sin estadio debido a los graves incidentes vividos en los alrededores del estadio Monumental de River, ya tiene ubicación y prácticamente decidida la fecha.

Tras el esperpento vivido desde el mismo momento en que la CONMEBOL procedió a la suspensión definitiva del partido, pasadas 24 horas de su primer aplazamiento, el organismo federativo sudamericano tenía claro que no sería en territorio argentino, con el fin de evitar más incidentes.

Se comenzaron a barajar diversas hipótesis sobre qué país del entorno acogería el partido del que saldrá el rival del Real Madrid en semifinales del próximo Mundial de Clubes. Se habló de Uruguay e incluso de Paraguay.

Sin embargo hoy ha saltado la sorpresa y, tras un tuit del Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en el que, después de una reunión con la Delegación del Gobierno en Madrid, nuestro país se ofreció a albergar dicho encuentro y para ello puso a disposición de la CONMEBOL y ambos equipos la seguridad necesaria para su disputa

El guante para tan importante reto fue recogido rápidamente por la FIFA y el Real Madrid, que de inmediato ofreció su estadio para que la Copa Libertadores, por fin, pueda conocer su campeón y que en el partido de ida acabó con empate a dos goles en la Bombonera de Boca Juniors.

Pues bien, en una reunión de urgencia celebrada en la sede de la FIFA se aceptó la propuesta eepañola y, a pesar de la negativa de Boca Juniors manifestada desde el primer momento en que se barajó la posibilidad de jugar fuera de Argentina y llegó a pedir que se le adjudicase directamente el título, la vuelta se jugará finalmente el domingo 9 de diciembre a las 20:30 en el Santiago Bernabéu.

De esta forma, el coliseo blanco será el primer estadio del mundo que habrá albergado la final de un Mundial, de una Champions y ahora, de una Copa Libertadores.

Eso sí, River Plate no se irá de rositas. La brutalidad de las imágenes y lo terrible de los incidente, que bien pudieron acabar en una auténtica tragedia, no le va a salir gratis a los “Millonarios”, que tendrán que pagar una multa económica de 400.000 dólares americanos (unos 350.000 euros) y disputar dos partidos a puerta cerrada a partir del año 2019.

Deja un comentario