Crónica Real Madrid 6-0 Galatasaray | Champions League (Fase de Grupos)

Rodrygo hace historia al anotar su primer hat-trick como madridista | Real Madrid 6-0 Galatasaray

Real Madrid 6-0 Galatasaray: “Vuelve el rodillo madridista”

El Real Madrid ha firmado su mejor partido de la temporada con una excelente goleada ante un Galatasaray que fue arrollado por un auténtico tsunami futbolístico, y en el que Rodrygo se ha consagrado, convirtiéndose en el jugador más joven en anotar un hat-trick en la historia de la Champions.

En una noche maravillosa de fútbol y goles, también ha habido sitio para que, con sus dos goles de hoy, Karim Benzema se convierta en el tercer jugador madridista con más goles en la máxima competición europea, con un total de 50 dianas, superando a toda una leyenda como Alfredo Di Stefano y ya sólo tiene por delante a Cristiano Ronaldo y a Emilio Butragueño.

Por último, qué diferencia entre el VAR nacional y el VAR español que pudimos ver, o mejor dicho, no ver (porque brilló por su ausencia) en partidos como el del Villarreal, con el penalti a Vinicius, Mallorca (Casemiro y Brahim) y ante el Betis, con la mano no señalada de Feddal.

En este caso, el colegiado fue llamado al orden por su compañero del VAR y, tras apreciar la clarísima infracción sobre Kroos, aun cuando la jugada ya había continuado, instantes después señaló el penalti.

El colegiado alemán Felix Zwayer, consultando la jugada del penalti a Kroos | Real Madrid 6-0 Galatasaray

Otro gallo le habría cantado, desde luego, al Real Madrid de haber hecho exactamente este ejercicio en aquellos tres partidos en los que, por motivos que se me escapan, los respectivos árbitros no quisieron enmendar sus errores ni desde la Sala VOR se les hizo rectificar en absoluto.

Goleada por la vía rápida

Zidane salió de inicio con su “once” que se puede considerar ya más o menos de gala, con la titularidad ganada a base de sudor y trabajo de Fede Valverde en el centro del campo y de Rodrygo en la delantera. Un equipo, sin duda, muy equilibrado en el que además el técnico francés recuperaba a Marcelo para la titularidad, en detrimento de Mendy.

Pues bien, este equipo ha encontrado el “golpe de pedal” óptimo y, como ya le pasó ante el Leganés y, por qué no decirlo, contra el Betis, saltó al campo como una apisonadora, dispuesto a acabar con su rival por la vía rápida.

Con una verticalidad y sobre todo con un movimiento de balón casi frenético, ayudado por el inagotable trabajo físico de Fede Valverde y Rodrygo, muy activos en la presión, el Real Madrid puso rumbo al triunfo en un abrir y cerrar de ojos.

Este parece ser el equipo base para Zidane | Real Madrid 6-0 Galatasaray

En el minuto 4, una gran jugada colectiva de toda la medular acabó con un centro medido desde la izquierda de Marcelo que, de forma magistral, Rodrygo bajó con la derecha, se acomodó la pelota y, tras tumbar a un defensa, batió a Muslera con un disparo ajustado al palo izquierdo.

Y tan solo dos minutos más tarde, cuando los del Galatasaray se estaban preguntado aún de dónde había salido ese chaval, Marcelo volvió a colgar otro excelente balón por su banda y Rodrygo, esta vez de certero cabezazo, anotó el segundo.

El partido estaba encarrilado y con el Madrid dominando a placer y, en pleno éxtasis de juego, a los 10 minutos N’Zonzi pisó claramente el pie de Kroos apenas unos centímetros dentro del área y lo que era un penalti de libro acabó en un disparo alto de Benzema.

Sin embargo y a diferencia de otras ocasiones, ante las insistentes protestas del alemán y la llamada a capítulo de la Sala VOR y tras una breve consulta ante el monitor, algo inédito por cierto en nuestro país, el colegiado rectificó su anterior decisión y señalizó el penalti, ejecutado a lo Panenka una vez más por Sergio Ramos para hacer el tercero.

A partir de ahí aquello fue un vendaval de juego y diversión en el que, lejos de relajarse, los de Zidane siguieron presionando y destrozando a un Galatasaray absolutamente fuera de sitio.

Con este testarazo Rodrygo firmaba el segundo tanto de la noche | Real Madrid 6-0 Galatasaray

Entre otras cosas, gracias al trabajo estajanovista de Fede Valverde, que se multiplicaba por todas las zonas del campo para robar y robar balones como si no hubiese un mañana y por una banda izquierda, en la que Hazard empezó a carburar y a llevar peligro, especialmente con un disparo que le sacó Muslera cuando se cantaba el tanto, tras una gran jugada personal.

Hubo, de hecho, un nuevo tanto anotado por Casemiro pero que fue anulado porque el brasileño estaba claramente adelantado y no hubo discusión por ello. Pero el que no fue anulado y sí subió al marcador fue el que anotó Benzema, con el tiempo cumplido y prácticamente a puerta vacía a pase de Rodrygo, que firmaba así una primera parte de ensueño.

La nota negativa llegó al filo del descanso cuando Marcelo tuvo que dejar el campo, lesionado, entrando en su lugar Ferland Mendy.

La consagración de Rodrygo

La segunda parte ya no tuvo la intensidad de la primera y, aunque el Madrid no dejó de dominar ya que el Galatasaray había sido borrado del mapa y tenía la cabeza ya en el avión de vuelta a Estambul. Y porque el equipo turco se terminó de romper del todo en el centro del campo, lo que favoreció las rápidas transiciones de los de Zidane en esta segunda mitad.

Partido sobresaliente de Fede Valverde, omnipresente toda la noche | Real Madrid 6-0 Galatasaray

A pesar de que se estaba jugando con un ritmo bastante menos vertiginoso que en la primera parte, las ocasiones se iban sucediendo poco a poco, sin pausa pero sin prisa. De hecho, nada más empezar, Benzema estuvo a punto de marcar un gol de bandera tras un control espectacular de espuela pero su remate, desorientado, acabó lejos de la portería de Muslera.

Ya sin Casemiro en el campo, reemplazado por Modric en el minuto 60, Muslera -el mejor sin duda de su equipo- se lució a tiro de Kroos y minutos más tarde, ante un cabezazo a la salida de un córner del recién incorporado Isco (que acababa de entrar al campo en lugar de Hazard)

En el minuto 75 no podía faltar el recurrente disparo al palo de Karim Benzema, tras una jugada personal. Un ejercicio de mala suerte que no se repitió siete minutos más tarde cuando Carvajal, ahora sí, puso un gran centro al corazón del área pequeña para que el “9” blanco rematase a placer el quinto de la noche.

Y cuando ya todo el mundo daba por buena la manita hubo tiempo para que Rodrygo, mucho más apagado en la segunda parte, redondease su gran actuación de la noche con su tercer gol.

El brasileño no perdió la oportunidad de aprovechar el pase de Benzema, que había aprovechado un enorme boquete en el centro de la defensa otomana para dejarle un balón fácil al brasileño, que sólo tuvo que empujarla dentro, ante el éxtasis de unas gradas que se merecían una noche así.

Deja un comentario