Notas Real Madrid 2-2 PSG | Champions League (Fase de Grupos)

Courtois: 6. Bien. No tuvo apenas trabajo salvo en los dos goles, en el que el primero es claro error de Varane que le quita el balón cuando le venía de cara y en el segundo nada puede hacer ante el chutazo de Sarabia.

Carvajal: 6. Bien. Estuvo muy centrado en defensa, especialmente en la primera parte y un buen trecho de la segunda. En cuanto le fallaron las fuerzas, se fue desinflando y acabó desordenado tácticamente.

Sergio Ramos: 4. Suspenso. El camero volvió a cometer un fallo infantil en la jugada que dio origen al primer tanto francés y estuvo bastantes veces fuera de sitio, como en la jugada del penalti que luego invalidó el VAR.

Varane: 5. Aprobado. Su gravísimo error en el primer tanto del PSG empañó un gran partido del francés, que estuvo rapidísimo y atento al cruce constantemente en sus ayudas, especialmente a Carvajal. Anuló a Icardi hasta el punto que el argentino se marchó casi inédito.

Marcelo: 7. Notable. Excepcional en ataque, de cuyas botas salieron los dos goles madridistas pero acabó desfondándose el último tercio del partido y eso se notó en las transiciones defensivas, de las que muchas veces acabó inhibiéndose.

Casemiro: 8. Notable Alto. De nuevo, inconmensurable tanto en las ayudas defensivas, especialmente para tapar los agujeros que dejó Ramos en sus subidas, como en los cortes, anulando por completo los intentos de jugar entre líneas, especialmente con Neymar en el campo.

Kroos: 8. Notable Alto. Un nuevo gran partido del alemán, que sigue en estado de gracia. Eficacísimo en la presión, fue un metrónomo que marcó en todo momento el ritmo de ataque del Real Madrid, además de dejarse ver con peligro en ataque y ayudando mucho en defensa.

Fede Valverde: 9. Sobresaliente. Se me acaban los calificativos con este chico. De hecho, su salida del campo fue clave para la remontada del PSG, que se pudo quitar de encima la presión del charrúa. Estuvo en todas partes y fue un auténtico motor del equipo.

Hazard: 9. Sobresaliente. El belga se despachó su mejor partido como jugador blanco sin lugar a dudas. Estuvo omnipresente en la banda izquierda, tocando, generando peligro en jugadas individuales y moviéndose después entre líneas. Una verdadera pena su lesión, que a falta de las pruebas parece bastante seria.

Benzema: 9. Sobresaliente. Otro para el que ya no hay adjetivo que pueda glosar el trabajo tan maravilloso que hace. Y no sólo porque sigue tocado por los dioses de cara al gol sino por todo lo que genera. Cómo se movió entre líneas, cómo se asoció con Hazard y Marcelo y qué forma de luchar cada balón.

Isco: 7. Notable. Fue la gran sorpresa de la alineación y no defraudó a Zidane. Aunque fue de más a menos, mientras le duraron las fuerzas, el malagueño dio un ejemplo de trabajo a destajo además de mover la pelota con criterio y generar superioridad en el centro del campo. La segunda parte se vino abajo físicamente y debió haber sido sustituido antes.


Bale: 7. Notable. El galés volvió a aprovechar los minutos de los que dispuso. Se ofreció en todo momento, tiró desmarques, generó peligro y pudo redondear su actuación con un gran lanzamiento de falta en el descuento que acabó estrellándose en el poste.

Modric: 5. Aprobado. No desentonó en cuanto al movimiento de la pelota, lo cierto es que no aportó esa dosis de músculo necesaria para sostener al centro del campo y la presión de la forma en la que lo estaba haciendo Valverde y eso lo acabó pagando el equipo.

Rodrygo: 4. Suspenso. Mal el brasileño. Salió muy aturullado y poco preciso en el pase y, lo que es peor, en el remate. Falló una clarísima ocasión en boca de gol que pudo haber cambiado el partido.

Areola: No jugó.

Mendy: No jugó.

Militao: No jugó.

Jovic: No jugó


Zinedine Zidane: 7. Notable. Le dio todo un baño táctico a Tuchel, con una presión casi incandescente y con una circulación vertiginosa del balón que desarboló al PSG desde el primer minuto.

Lamentablemente, los cambios no le funcionaron ya que, lejos de mejorar al equipo, acabaron por desequilibrarlo y perdió el dominio del centro del campo, al menos el tiempo suficiente para ver cómo le empataban el partido.

Deja un comentario