Tras caer en el Bernabéu: Historia de las remontadas blancas

El Real Madrid encara su duelo frente al Manchester City este viernes en la que es una verdadera lucha contra la Historia. La derrota por 1-2 en el Bernabéu dejó seriamente comprometidas las opciones del club, que prácticamente nunca ha podido remontar un resultado negativo cosechado en su campo. Hoy en Meritocracia Blanca, lo repasaremos.

Con este testarazo, Varane certificaba la remontada blanca ante el Barça en la Copa del Rey 2012/2013

Remontadas tras derrotas: En hasta tres ocasiones, los blancos visitaron el feudo rival con una derrota en el partido de ida y con la obligación de darle la vuelta lejos de su estadio. El FC Barcelona, el Athletic Club y el Wacker Innsbruck fueron quienes sufrieron en sus carnes esta situación.

Remontadas tras empates: Con la creación de la regla del gol fuera de casa el empate con goles en campo propio pasaba a dejar al equipo con un resultado que eliminaba de inicio en el encuentro de vuelta. Instaurado poco a poco en competiciones europeas desde 1965 y en competiciones nacionales desde 1993, cambió la forma de encarar los encuentros:

Ahora un empate en campo propio, en caso de encajar, es casi una derrota. En este caso también han sido tres equipos los que han sufrido en sus propias carnes una remontada blanca: El Atlético de Madrid, el FC Barcelona y el Manchester United.

Copa del Generalísimo 1961/1962

El conjunto blanco se mediría al FC Barcelona en los cuartos de final del torneo doméstico en una temporada atípica. La Liga se había ganado con solvencia y la final de la Copa de Europa estaba en el horizonte, con el Benfica portugués como rival. El torneo copero, único que aquella generación no había levantado, se planteaba como un desafío esquivo para lograr el ansiado triplete.

El rival sin embargo presentaría enormes complicaciones: El FC Barcelona venía de perder la Copa de Europa frente al mismo Benfica la temporada anterior, y estaba en un año complicado, pero había sido el primer verdugo de los blancos continentalmente. Ambos se habían medido en octavos de final de la temporada anterior y habían pasado los azulgrana con mucha polémica. Además, habían eliminado al conjunto de Di Stefano en no menos de tres ocasiones en la Copa durante la década anterior.

Bajo esta premisa, los azulgrana dieron la sorpresa y derrotaron al Real Madrid en el Santiago Bernabéu por 0-1, gol de Eulogio Martínez a la hora de juego. El sueño del triplete empezaba a esfumarse ya que los blancos jamás habían remontado una derrota en su estadio. Con la final de la Copa de Europa en el horizonte, parecía segura la eliminación.

Y el partido de vuelta fue una locura. Tras una primera parte en la que ninguno pudo adelantarse, Del Sol logró poner por delante del marcador a los blancos pasada la hora de partido. Minutos después, el Real Madrid se quedaba con 10 tras la expulsión de Felo. Con la eliminatoria empatada, pero con más de 20 minutos por delante y un jugador menos, pintaban bastos.

Sin embargo los últimos minutos se desató el caos, ya que Puskas marcaría el segundo tanto para los blancos a falta de cinco minutos para el final, e instantes después Pereda ponía el primero azulgrana que mandaba el encuentro a la prórroga (en aquella época la regla de goles fuera de casa no existía en la Copa). Cuando parecía que esa terrible prolongación sería inevitable, Gento marcaría sobre la hora el 1-3 con el que el Real Madrid accedía a semifinales.

Los blancos perderían la final de la Copa de Europa frente al Benfica poco después, pero lograrían levantar el título copero frente al Sevilla. El sueño del triplete no se completó, pero al menos sí lograrían el primer doblete nacional de nuestra historia.

Copa del Generalísimo 1969/1970

La temporada había sido complicada para los madridistas, con la Copa de Europa esfumándose en octavos de final frente al Standard de Lieja, y la Liga siendo un despropósito que daría con los blancos fuera de puestos europeos (6º) por primera vez desde la creación de las competiciones internacionales.

La Copa se planteaba, pues, como la única opción para evitar un año en blanco y lograr un billete europeo, aunque fuera para la Recopa de Europa. Se fueron avanzando rondas hasta llegar a las semifinales donde esperaba el por aquel entonces complicadísimo Athletic Club de Bilbao.

Plantilla del Real Madrid 1969/1970 posando con la Copa del Generalísimo de ese año

Y en la ida del Bernabéu se producía la catástrofe: Cuando parecía que el empate a 0 dejaría todo por decidirse en San Mamés, Igartúa marcaba a falta de 10 minutos para el final el tanto de la victoria rojiblanca. El año en blanco y una temporada sin Europa parecían más cerca que nunca.

Sin embargo se produciría el milagro: A los cinco minutos ya se habían adelantado los madrileños por medio de un tanto de José Luis y, bordeando el descanso, llegaría el gol de Pirri que daba la vuelta a la eliminatoria. Pese al acoso de los locales, el Real Madrid aguantó de pie y logró el ansiado pase a la final.

Aquella Copa se levantaría días después contra el Valencia, en lo que sería la única Copa para la generación de los “Ye-yes”, que al igual que al conjunto de Di Stefano, siempre se les resistió el torneo. El billete para la Recopa también se había logrado.

Recopa de Europa 1970/1971

El debut en la Recopa de Europa para el conjunto blanco fue bastante agridulce. Habiendo participado, ya fuera como campeón de Liga o de Copa de Europa, en las primeras 15 ediciones de la máxima competición Europea, la caída a la segunda competición continental supuso una decepción. Sin embargo, Europa era Europa y levantar el título suponía llevar a las vitrinas del club un trofeo que aún (ni ahora) se encontraba en ellas.

La segunda ronda emparejaría a los blancos con el Wacker Innsbruck austriaco, rival a priori asequible. No tardaría en saltar la liebre cuando en el minuto 22 se adelantaban por medio de Grausam. Los minutos pasaban y el Real Madrid no era capaz de lograr el empate, hasta que finalmente se certificaría la derrota en feudo blanco.

En Europa aún no se había logrado una machada así y, de hecho sería la única vez en la que tras una derrota en el Bernabéu lograsen pasar los madridistas, de tal manera que la empresa se antojaba quimérica. Además, entre un partido y otro se había perdido el Clásico en el Bernabéu, y apenas se había logrado un empate en el derbi del Calderón, dejando tocadas las opciones ligueras de los blancos.

Ante el Wacker Innsbruck, en la Recopa de la temporada 1970/1971 también se logró remontar un resultado adverso

En el encuentro de vuelta, el Real Madrid sacó su orgullo y logró lo hasta ese momento imposible. Pese a que durante casi todo el partido los austriacos lograron mantener su portería intacta, a falta de un cuarto de hora los blancos asestaron dos zarpazos casi consecutivos que tumbaron a su rival: Primero Manolín Bueno y luego Toni Grande pusieron un 0-2 en el marcador que dejaba la eliminatoria sentenciada.

Obligados a marcar dos goles (en Europa sí existía ya la regla del gol visitante) y sin casi tiempo por delante, el Wacker caería frente a un conjunto que lograría llegar a la final frente al Chelsea inglés. Ahí caerían, en el encuentro de desempate.

Sería la primera temporada en blanco para el Real Madrid desde la llegada de Di Stefano al club. Días antes habían perdido la Liga (acabarían cuartos) y poco después caerían eliminados en la primera ronda copera frente al Deportivo de la Coruña. Un año en blanco al que tan solo quedaría el consuelo de lograr la clasificación para la primera Copa de la UEFA, que sustituiría desde la siguiente temporada a la polémica Copa de Ferias.

Copa del Rey 1993/1994

Corrían los octavos de final del campeonato copero cuando el equipo madrileño, vigente campeón, se medía a un correoso Atlético de Madrid. Los rojiblancos habían sido los ganadores de las dos ediciones anteriores, derrotando a los blancos en ambos torneos. Primero, en  los octavos de final de la edición de 1991 y en la mismísima final en 1992, por lo que se preveía un duelo apasionante.

El encuentro de ida, disputado días antes de la visita al Camp Nou en Liga, se saldaría con un costoso 2-2. Zamorano adelantaría pronto a los blancos, pero Caminero a la media hora y poco después del descanso, pondría por delante a los rojiblancos con un doblete.

Un penalti de Míchel en los últimos minutos ponía las tablas en el marcador y daba esperanza para la vuelta, pero el valor doble de goles hacía que las concesiones defensivas hubieran sido muy costosas.

La vuelta se jugó en medio del caos, ya que los blancos recibieron el famoso 5-0 en aquel Clásico y una eliminación en la Copa del Rey a manos de sus vecinos podía dar al traste la temporada.

El Real Madrid también logró remontar ante el Atlético de Madrid en la Copa del Rey 1993/1994

El Real Madrid salió decidido a llevarse la eliminatoria, pero pronto se vio con 10 jugadores al ser expulsado Alkorta a la media hora de partido. Y comenzó el caos, ya que rozando el descanso Butragueño lograría adelantar a los blancos, y pese a que Juanito empataría para los locales instantes después, Luis Enrique daría una vez más ventaja en la última jugada de la primera parte.

La salida de los vestuarios no pudo ser más positiva para los madridistas, ya que el colchonero Tomás sería expulsado y poco después Lasa ponía el casi definitivo 1-3 en el marcador. Los locales necesitaban ahora goles para pasar y, pese a que lograrían uno en un penalti transformado por Pedro y los blancos se quedaban con nueve tras la expulsión de Lasa a poco del final, así acabaría el encuentro. 2-3, y el Real Madrid pasó a los cuartos de final, donde caería frente al CD Tenerife.

Copa del Rey 2012/2013

La tercera y a la postre última temporada de José Mourinho en el banquillo blanco no estaba siendo plácida. Con la Liga perdida en noviembre y con varios pesos pesados enfrentados al entrenador, la Copa parecía una apuesta segura para intentar salvar la temporada.

El Real Madrid se las iba a ver en semifinales frente al FC Barcelona, por lo que aquel Clásico podía empezar a definir la temporada.

En el encuentro de ida, los blancos tendrían que improvisar casi toda la zaga: Ramos, Pepe, Coentrao, Marcelo y Casillas (éste lo que restaba de temporada) estaban ausentes, obligando a Mourinho a sacar al ya veterano Carvalho junto con el casi debutante Varane, poniendo de inicio a un Diego López que no jugaba un encuentro con el Real Madrid desde enero de 2007, recolocando a Essien como lateral derecho y cambiando de banda a Arbeloa para el izquierdo.

Los blancos entraron en un peligroso intercambio de golpes con los azulgrana del que tan solo salieron vivos por el brutal partido de Varane en el centro de la defensa. Bien acompañado por el curtido Carvalho, el francés demostró al mundo que tenían delante a uno de los mejores centrales de la siguiente década.

Cristiano Ronaldo, héroe de la remontada blanca en el Nou Camp en la Copa 2012/2013

Aún así, Cesc Fabregas logró adelantar a los cules nada más empezar la segunda parte, y pese a que pudieron sentenciar, el mismo Varane puso el empate cerca del final para dar esperanzas a los blancos. El 1-1 daba el pase de inicio al Barcelona, pero al menos se había plantado batalla.

La vuelta sorprendió a propios y extraños. Con la defensa recuperada y el ataque atinado, el Real Madrid pasó por encima del Barcelona, llegando a estar ganando por 0-3 a la hora de partido.

Dos tantos de Ronaldo (uno de penalti) y otro del cada vez más sorprendente Varane sentenciaban una eliminatoria con media hora por delante. Los blancos levantaron el pie del acelerador y Jordi Alba logró el gol del honor en el descuento, pero acabarían por acceder a una final donde se impondría el Atlético de Madrid.

Champions League 2012/2013

Aquellas semifinales no fueron las únicas que acabaron con un empate a 1 para el Real Madrid aquella temporada. En la ida de octavos de final de la máxima competición europea, los blancos se midieron a un Manchester United que cosechó idéntico resultado en el Bernabéu.

En un duelo cerrado y muy táctico, Welbeck adelantó a la salida de un corner a los diablos rojos, que vieron como minutos después eran ajusticiados con un fantástico tanto de cabeza de Cristiano Ronaldo. El resultado no se movería, con el Real Madrid creando más ocasiones a lo largo del encuentro pero siendo el United el último en asustar a la parroquia blanca, ya entrado el descuento.

El partido de vuelta parecía estar muy de cara para los ingleses ya que el Real Madrid había caído en numerosas ocasiones con este resultado en el Bernabéu. No en vano es el mismo que habían obtenido en el Bernabéu equipos como el Bayern Munich en 1976, el PSV en 1988 o el AC Milán en 1989 y, en todos ellos, dichas escuadras lograron la clasificación en sus respectivos campos.

Y así parecía que sería, con el United entrando bien en el encuentro y poniéndose por delante con un gol de Sergio Ramos en propia puerta nada más comenzar la segunda parte. En desventaja y frente a un rival ya encerrado, los blancos parecían abocados al fracaso, pero una innecesaria expulsión del francés Evra por una agresión a Arbeloa dejó al Manchester con un jugador menos y demasiado tiempo por delante.

Con este espectacular derechazo, Luka Modric empezó la remontada el Old Trafford en 2013

Y ahí aparecería Luka Modric. Cuestionado toda la temporada, entraría en la segunda mitad y marcaría un golazo al disparar desde la frontal para estrenarse en Europa con los blancos. Agotados y con la eliminatoria empatada, el United vería como Cristiano marcaba el segundo y definitivo tanto minutos después.

Aún daría para un arreón final local, abortado por un inconmensurable Diego López y con Pepe entrando como improvisado lateral derecho, pero los blancos lograrían el pase a cuartos de final. El Borussia Dortmund sería su verdugo, en semifinales, pero ésa es una historia para otro día…

Deja una respuesta