Crónica Levante 0-2 Real Madrid | Jornada 5 Liga Santander

Vincius, celebrando el primer tanto de la tarde | Levante 0-2 Real Madrid

Levante 0-2 Real Madrid: “¿Y por qué hay que sufrir tanto?”

El partido de hoy es de esos que los clásicos nos contaban que eran los que servían para ganar campeonatos. Sufriendo, en mi opinión innecesariamente, hemos ganado tres puntos ante un rival que no se nos suele dar nada bien y ofreciendo, de nuevo, una doble y peligrosa cara.

Por un lado, una muy positiva y ciertamente esperanzadora, que es la que ofreció el equipo en la primera mitad y el primer tercio de la segunda, en la que el equipo dominó a placer el partido y en la que, además, dispuso de un puñado de oportunidades para haber goleado.

Pero también, por otro lado, tuvimos que ver a un equipo roto, descosido por el centro del campo, en el que Casemiro, muy flojo todo el partido y un desfondado Fede Valverde, desaparecieron, lo que unidos a la sangría de la banda derecha, que hizo que acabásemos aculados en el área y pidiendo la hora.

La duda está en saber qué imagen es la verdadera del equipo y cuál es la falsa. Si lo que se vio en esa primera parte, donde Vinicius permitió atisbar a ese gran jugador que sigue prometiendo ser y Asensio se parecía más al de antes de la lesión o si nuestro nivel es el de la segunda mitad, donde además de carecer del más elemental acierto rematador (deplorable el partido de Benzema y, ojo, de Vinicius, que falló dos goles, uno de ellos clamoroso), el equipo pareció roto y sin cohesión entre sus líneas.

Pésimo arbitraje de Martínez Munuera y grave error del VAR  

El otro aspecto negativo de la tarde fue el arbitraje. Un auténtico esperpento en el que el VAR, de forma inexplicable, anuló por un fuera de juego que ni siquiera se pudo apreciar con las líneas y aplicó un doble e indecente rasero a ambos equipos en cuanto al tema disciplinario y las tarjetas. Como muestra, un botón. 14 faltas del Levante por ocho del Real Madrid, dos amarillas para los granotas (una de ellas casi al final) por una a los de Zidane.

Esta fue la imagen del VAR con la que se decretó la anulación del gol de Ramos | Levante 0-2 Real Madrid

De hecho, esta tarjeta, la mostrada a Casemiro, en el minuto 3, fue una auténtica declaración de intenciones. Por no hablar de un posible penalti a Modric, al que invalidó una jugada por mano que no era.

Pero la gota que colmó el vaso fue la anulación del gol a Ramos. Una jugada que, pese a su dificultad, no fue suficiente para que ni siquiera tuviese a bien acercarse al monitor a verla, lo que dice muy poco de Munuera Montero, sí, el del penalti no señalado a Vinicius ante la Real Sociedad  en la 2018/2019, el del famoso “Todo OK, José Luis”, así que llueve sobre mojado.

Una primera parte sin complicaciones y golazo de Vinicius

El Real Madrid saltó al campo con un nuevo “once” y un sistema claramente más ofensivo que en los dos últimos partidos, al optar por un 4-3-3 puro, con la vuelta de Asensio y Vinicius al equipo titular y con Nacho ocupando el lateral derecho, ante las bajas de Carvajal y Odriozola.

Aunque el Levante salió con la intención de presionar arriba, lo cierto es que no era una presión muy fuerte y, a pesar de que los de Paco López intentaban taponar la salida del balón del Real Madrid, lo cierto es que esta presión era rápidamente superada por las bandas, lo que hizo rápidamente recular al conjunto azulgrana.

El gol de Vinicius abrió la lata para la victoria madridista Crónica Levante 0-2 Real Madrid | Jornada 5 Liga Santander

No tuvo, pues, muchos problemas para ganar el centro del campo y, a pesar de la tempranera -y rigurosa- amarilla a Casemiro, el centro del campo, con un Modric estelar y un Fede Valverde tirando del carro, se bastaban y se sobraban para llevar el partido al campo granota.

Aunque es verdad que, sin crear peligro, los pases por las bandas, especialmente por la izquierda, con Benzema intentando triangular con Modric y Vinicius y por la derecha, con Fede Valverde y Asensio, la sensación era de que el partido parecía plácido y que pronto caerían las primeras ocasiones.

De hecho, al filo del primer cuarto de hora a la salida de un córner botado desde la derecha del ataque blanco, el balón quedó muerto dentro del área tras un rechace y Vinicius, con tiempo para pensar, alojó el esférico en el fondo de la red de Aitor Fernández con una rosca endiablada.

Un golpe que dejó noqueados a los de Paco y dejó al Real Madrid dominando a placer durante el resto de la primera mitad, en la que hubo varios escarceos que pudieron abrir aún más el marcador. Vinicius y Benzema no se entendieron en una contra en la que ambos estaban solos ante Aitor e incluso, el mismo Benzema, encelado hoy en una batalla desigual contra el gol, desaprovechó con la cabeza un magnífico centro desde la derecha de Casemiro.

Del Levante poco que contar porque poco hizo en esta segunda mitad. De hecho, de no haber sido por el testarazo de Vukcevic que se estrelló contra el larguero de Courtois a la media hora, se podía haber dicho que los de Paco no estuvieron hoy sobre el césped.

De golear a acabar pidiendo la hora en la segunda parte

Tras el descanso, el Real Madrid volvió al mismo discurso de la primera parte aunque con mucho más peligro. Modric comenzó a repartir juego y se convirtió en una fábrica de fútbol que generó los mejores momentos de juego para los de Zidane durante el partido.

Fede Valverde rayó a un gran nivel mientras le duró el físico | Levante 0-2 Real Madrid

Una y otra vez, con un Mendy esplendoroso por la izquierda y con Valverde y Modric creando peligro por la derecha, el Real Madrid no paraba de generar peligro. A los dos minutos de la reanudación, Modric rompía a la defensa con una gran triangulación y era derribado con un claro empujón de Bardhi pero que ni Martínez Munuera en el campo ni González Fuertes en el VAR consideraron como suficiente para señalar penalti.

En apenas cinco minutos, pudo sentenciar el Real Madrid por la vía rápida. Primero cuando Benzema aprovechó un error en la entrega de Vezo en la frontal del área y se quedó solo ante Aitor, pero quiso afinar tanto el disparo que lo acabó estrellando en el palo izquierdo de la meta levantinista.

Y tan solo un minuto después, Asensio en este caso por la derecha, asistió a Vinicius quien, solo delante de Aitor, cruzó en exceso el balón y éste se marcho pegadito al segundo palo. Pero fue el brasileño quien dispuso, apenas un par de minutillos más tarde, de la mejor oportunidad del encuentro.

En el minuto 54, una espectacular pared entre Vinicius y Benzema acabó con un auténtico “caramelo” del francés hacia el carioca quien, en boca de gol y sin nadie delante, disparó fuera cuando lo más fácil era haber metido esa pelota en la red.

Aquello fue como una especie de sacudida en la conciencia del conjunto granota. Paco López movió el banquillo metiendo a De Frutos y a Melero por Roger, desaparecido todo el partido, y Vukcevic y el Levante comenzó a funcionar.

No fue el mejor día de Casemiro | Levante 0-2 Real Madrid

De hecho, apenas un minuto después de los cambios, poco a poco, los azulgranas se empezaron a dejar ver por la zona de peligro madridista. Sin mucho esfuerzo, por el centro y por la derecha llegaban fácilmente y pronto Bardhi puso a prueba a Courtois, al que obligó a realizar una gran estirada tras un tiro lejano.

Dos sustos más, uno realmente espectacular en el que Courtois, haciendo gala de unos reflejos felinos, rectificó sobre la marcha para sacar con el pie un balón que había cambiado de dirección, tras tocar en Casemiro. y otro, casi consecutivo, de Morales que estrelló en el lateral de la red.

En el minuto 66 llegó la jugada más polémica del partido. Una falta botada desde la izquierda por Modric fue rematado de cabeza con furia al fondo de la red por Sergio Ramos, en posición aparentemente legal sin que Rubén Vezo pudiese oponerse. Todo aparentemente normal, menos para Martínez Munuera, quien de inmediato decretó la anulación del tanto.

Tras casi cinco minutos de deliberaciones en el VAR, con unas líneas que no definían en absoluto la posición adelantada de Ramos ni tampoco se apreciaba nada punible en el salto del camero sobre Vezo, el gol definitivamente no subió al marcador.

En ese tiempo, dejaban su puesto Asensio y Vinicius por Lucas Vázquez y Rodrygo, con el fin de lograr esa profundidad por las bandas que el Madrid había perdido y para intentar cortar la sangría que estaba siendo la banda derecha, donde Nacho hacía aguas constantemente.

Este remate, aparentemente franco, de Sergio Ramos, fue anulado por el VAR | Levante 0-2 Real Madrid

Con el Madrid absolutamente descosido por el centro y con las líneas completamente rotas, su única propuesta fue acularse atrás y achichar agua y encomendarse a Courtois, como así fue. Ramos se multiplicó por dos, dado que el equipo por la derecha era un agujero negro que arrastró también a Varane, y Courtois volvió a salvar al equipo con una tercera intervención magistral, salvando por abajo un disparo de Clerc en el minuto 78.

Los últimos minutos fueron un constante embrollo. El partido se enrareció, con muchas interrupciones, incluyendo los dos últimos cambios de Zidane, prácticamente con el tiempo cumplido, dando entrada a Odegaard y a Isco por unos exhaustos Modric y Fede Valverde, con la idea de recuperar el balón para afrontar los últimos minutos más el descuento, que se preveía largo.

Pero nada de eso. Odegaard ni siquiera entró en contacto con la pelota e Isco, las pocas veces que lo hizo fue para perderla de inmediato. Aun así, ya no hubo más oportunidades del Levante.

Es más, en el minuto 95, ya con el tiempo cumplido y con el Levante volcado en el campo madridista, un balón de Mendy al espacio abierto sorprendió al conjunto granota y Benzema se plantó completamente solo ante Aitor y, aunque con algo de suspense, ya que el francés se adornó en exceso a la hora de encarar, acabó batiéndole bien por arriba para sentenciar el partido.

Sin ni siquiera dar opción para sacar de fondo, el colegiado decretó el final del partido y los tres puntos, con muchísimo más sufrimiento del que cabía prever, se volvieron a Valdebebas con los deberes hechos y el equipo durmiendo como líder esta noche.

Deja una respuesta