Crónica Real Madrid 2-0 Eibar | Jornada 29 Liga Santander

Gran victoria de los de Zidane en un partido marcado por el temporal de agua y viento Crónica Real Madrid 2-0 Eibar | Jornada 29 Liga Santander

Real Madrid 2-0 Eibar: “Victoria contra viento y marea”

El Real Madrid se ha llevado tres importantísimos puntos ante el Eibar y que le permiten seguir enganchados a la Liga, a sólo nueve jornadas del final del campeonato, en un partido jugado bajo la Madre de Todas las Tormentas, en un temporal de agua y viento que dificultó bastante el juego del equipo en la segunda mitad.

Un partido marcado por la sorprendente alineación inicial por parte de Zidane, que optó por recuperar de nuevo la línea defensiva con tres centrales y los dos carrileros, con la gran novedad de ver a Ferland Mendy en el eje trasero con Marcelo y Lucas Vázquez por las bandas, así como la entrada de Isco en el centro del campo para darle resuello a Toni Kroos.

Eso sí, no hay día sin su afán y, como no podía ser otra manera y es norma ya habitual de la casa, el Real Madrid sumó su 23º partido consecutivo sin disparar desde el punto de penalti.

Casemiro reclamó un penalti tras este agarrón en el área del Eibar | Real Madrid 2-0 Eibar

Ayer se volvió a ir sin su correspondiente pena máxima no sancionada, cuando ni el colegiado Díaz de Mera Escuderos desde el campo ni Martínez Munuera desde la Sala VOR quisieron apreciar como penalti un clamoroso empujón a Casemiro en los primeros minutos del partido.

Otro más que se suma a un limbo desgraciadamente superpoblado con las acciones que los colegiados se han dejado en el tintero en esta temporada, especialmente desde que Koeman y Prensa Nostra pusieron el grito en el cielo por el derribo de Lenglet a Ramos en el último Clásico.

Una alineación revolucionaria para ganar por la vía rápida

Pero volviendo al juego, contrariamente a lo que ha pasado con el equipo tras los últimos parones de selecciones, los de Zidane salieron francamente concentrados y con ganas de ventilar el partido por la vía rápida, y a fe que casi lo consiguieron.

Aunque es verdad que asustó un poco el equipo armero a los dos minutos con un disparo lejano de Diop al que respondió muy bien Courtois, no es menos cierto que apenas unos segundos después fue Benzema quien malogró un regalo de Pozo en forma de cesión temeraria a su portero, perdiendo en el uno contra uno una oportunidad de oro.

Absolutamente sorprendente el “once” alineado por Zidane en este partido | Real Madrid 2-0 Eibar

El propio Karim pudo desquitarse de su tremendo error apenas un par de minutos después, rematando a la red un maravilloso centro de Marcelo desde la izquierda. Pero en la revisión del tanto se pudo ver que el francés estaba ligeramente adelantado y, por tanto el, gol fue invalidado.

En lo que fue un monólogo del Real Madrid, y dirigidos por un excepcional Asensio y perfectamente ayudados por las bandas por Lucas Vázquez y Marcelo, los de Zidane pusieron cerco a la meta de Dimitrovic pero sin fortuna.

Primero, con un lanzamiento magistral de falta de Asensio desde la banda que se estrelló contra el larguero del meta serbio en el minuto 20 y tan solo 10 minutos después, con un segundo tanto invalidado, en este caso al propio Asensio por posición antirreglamentaria del jugador mallorquín.

Una verdadera lástima porque Asensio había acertado a desviar de tacón, en un gol muy similar al mítico gol de Di Stefano ante el Atlético de Madrid en 1954, un mal disparo de Isco desde la frontal, tras una maravillosa jugada coral del equipo.

Con este disparo Asensio logró abrir el marcador en la primera parte | Real Madrid 2-0 Eibar

Y como se suele decir, a la tercera fue a la vencida y en el minuto 41, Asensio, esta vez sí, acertaba a batir a Dimitrovic aprovechando una contra iniciada en el centro del campo con un robo y posterior asistencia de Casemrio al espacio que el mallorquín aprovechó para ganarle la espalda a la defensa y marcar de disparo raso y ajustado al palo derecho del meta eibarrés.

Una segunda parte de viento, lluvia y el gol de Benzema

Tras la reanudación y con ese gol que daba algo de tranquilidad al equipo, los de Zidane salieron con la intención de darle carpetazo definitivo al encuentro y para ello contó con un Asensio inspiradísimo, quien remató un espectacular zurdazo desde fuera del área en el minuto 50 al que respondió Dimitrovic, el mejor del Eibar, con un vuelvo sin motor y un despeje a mano cambiada no menos espectacular.

Pero cuando se alcanzó la hora de partido, los cielos se abrieron y descargaron sobre el Alfredo Di Stefano toda su furia. Un temporal de lluvia y viento se cernió sobre el campo que descolocó por completo el planteamiento de ambos equipos sobre el césped.

El balón se volvió literalmente ingobernable, con un campo cada vez más rápido por la lluvia torrencial que empezó a descargar y con el viento en contra cada ataque del Real Madrid, cada saque de puerta de Courtois o cada intento de despeje de la defensa apenas llegaba al centro del campo, frenado por la ventolera.

Y precisamente, a cuenta del mal tiempo, estuvo en un tris de llegar el empate del Eibar en una desgraciada jugada protagonizada por Lucas Vázquez y Courtois. El gallego centró atrás la pelota hacia su portería pero con el viento y el agua, el balón se envenenó en cuestión de segundos y superó al meta. Sin embargo, cuando se cantaba el empate Courtois acertó a meter la pierna in extremis sobre la misma línea de gol y despejar la pelota a córner .

Courtois evitó in extremis el gol en propia meta de Lucas Vázquez | Real Madrid 2-0 Eibar

Esa jugada, unida a las condiciones cada vez más adversas, dejaron tocado el juego del equipo, cada vez más roto en el centro del campo, debido entre otras cosas por el bajón físico de Modric e Isco, lo que motivó los cambios casi consecutivos de Rodrygo y Kroos por Asensio y Modric, primero y de Vinicius y Arribas por Isco y Marcelo, minutos después.

Así, tras unos minutos de cierto desorden aprovechados por los de Mendilíbar, con más corazón que acierto y orden para intentar embotellar al Real Madrid, las cosas volvieron a su ser y, de la mano del vértigo de Vinicius y Asensio por la banda izquierda y, por el hecho de recuperar el dibujo del 4-3-3, Zidane aprovechó los huecos que dejó la defensa armera.

Precisamente en una gran jugada de Vinicius por la izquierda, marchándose por velocidad de su par, el brasileño depositó pura crema en la cabeza de Benzema para que el francés rematase al fondo de la red y sentenciar el equipo.

Suficiente renta para que los de Zidane bajasen los brazos y se dejasen ir, pensando ya en el partido del Liverpool. Benzema dejó su puesto a Mariano en el minuto 80 y entregó el mando del encuentro al Eibar, que intentó sin éxito acortar distancias. Primero con un disparo alto de Kike García y, casi al final de los 90 minutos con un disparo de Inui que se marchó fuera por bien poco, pegado al poste derecho de Courtois.

Benzema volvió a marcar, y de nuevo de cabeza, para cerrar el marcador | Real Madrid 2-0 Eibar

Sin tiempo para ver nada más que una feísima entrada de Pozo a Arribas cuando el partido alcanzaba el último de los tres minutos de añadido decretados por el árbitro, se puso fin al encuentro y estos tres puntos se quedaron finalmente en casa.

Unos puntos muy valiososo  para meterle más presión al Atlético, que se la juega este domingo ante el Sevilla en Nervión y al Barça, que jugará el lunes ante el Valladolid en su feudo.

Deja una respuesta