Cuestión de fe

El Real Madrid regresará a los entrenamientos en una semana clave, después de la victoria ante el Eibar el pasado sábado en el Di Stefano con un gol de Ivana Andrés a los cuatro minutos de encuentro.

Una victoria que tras el pinchazo del Levante en Huelva deja a las merengues en una cómoda segunda plaza a nueve puntos de distancia sobre las levantinistas y que hace que las de Toril puedan afrontar el Clásico de esta semana con tranquilidad y sin la presión de perder la segunda posición con una derrota.

Oihane, la mala noticia

El sábado conocíamos la baja de Oihane Hérnandez que le privará de estar fuera de los terrenos de juego durante unas semanas. La lateral derecho, ex del Athletic Club, estaba siendo una de las fijas en el “once” de Toril y será una baja más que sensible este fin de semana para recibir a las actuales campeonas de Europa y de Liga F, en un partido donde la mexicana Kenti Robles que apenas ha contado para Toril este año, tendrá la difícil tarea de parar a Salma o Mariona, dos de las mejores jugadoras del equipo culé.

Importante hacer el partido largo

Muy posiblemente, en los duelos frente a las eternas rivales es donde el Real Madrid menos posibilidad de hacerse con el balón vaya a tener el Real Madrid en todo el año,

Las de Giráldez se caracterizan por ponerse por delante en los primero minutos y, a través del resultado y del juego combinativo lado a lado, es capaz de sumar goles a su marcador, en lo que es una continua oleada de ocasiones generadas por el centro del campo y una tripleta de ataque culé, en la que pongas a la jugadora que pongas, siempre suma.

Por eso, una de las claves del equipo de Toril pasa por no encajar pronto y, sobre todo, generar alguna ocasión sobre la portería de Cata que pueda generar alguna duda entre la defensa blaugrana.

Igualar en intensidad

Uno de los puntos fuertes de este Barça, más allá de la posesión y de la gran efectividad de cara a puerta. es una gran presión en la zona de tres cuartos. Esto genera una recuperación en campo rival con rival saliendo, por lo que el conjunto blanco debe evitar perder el balón en esa zona y más en salidas rápidas donde las azulgranas son un equipo muy efectivo tras recuperar el balón.

Intentar dominar las áreas

A nivel defensivo el conjunto blanco no está siendo uno de los mejores precisamente. De hecho, es un equipo que ha recibido muchos goles esta temporada, y uno de sus principales problemas vienen de los centros laterales. Esto supone que dentro del área no hemos sido lo suficientemente contundentes esta temporada a la hora de dominar el área de Misa.

Pero tampoco nos ha ido mejor en el área rival, donde no hemos sido capaces de dominar el balón parado terminando jugadas y propiciando muchas transiciones peligrosas por parte de las rivales, el Barça eso te lo penaliza y mucho.

Creer en ellas mismas

A pesar de no haber derrotado nunca al Barça, perdiendo todos los partidos disputados hasta la fecha, y con el hándicap de los dos abultados resultados en contra anteriores en esta temporada, las jugadoras de Toril deben de creer en ellas mismas.

En esta sección tenemos un total de hasta ocho campeonas del mundo, lo que significa que muchas de ellas ya tienen experiencia en partidos grandes, no solo en el pasado Mundial sino siendo la base de una selección que hace año y medio derrotaba a Estados Unidos en el Sadar en Pamplona por 2 goles a 1, en la única victoria española hasta la fecha ante las americanas.

Hay que salir con la misma mentalidad que aquella noche, las de Toril deben afrontar el último partido top de la sección en esta gris temporada.

Deja una respuesta