Demasiado grande para caer

No entienda el lector estas líneas como un intento tardío del que aquí suscribe de apuntarse al carro del llamado “Caso Negreira”, sino más...

¡Vaya semanita!

Vaya semana llevamos. Los que llevamos muchos años denunciando los favores arbitrales al Barcelona en España (y durante años en Europa también) nos sentimos...