Crónica Real Madrid 3-0 Leganés | Octavos de final de Copa del Rey (ida)

Excelente partido de Vinicius, culminado con un golazo | Real Madrid 3-0 Leganés

Real Madrid 3-0 Leganés: Y Vinicius se hizo mayor

El Real Madrid no ha querido vivir sorpresas como la del año pasado y ha puesto rumbo a los cuartos de final de la Copa del Rey tras imponerse por un contundente 3-0 ante el CD Leganés, en un partido que nos dejó dos caras distintas de una misma moneda.

Por un lado, la imagen ofrecida por los de Solari en la primera mitad. De nuevo, juego plano, sin demasiadas ideas y cometiendo varios errores de bulto en defensa, concediendo demasiadas ocasiones, en su mayoría por fallos de concentración y despistes en la marca. Pero sobre todo y, como en toda la temporada, mostrando una alarmante falta de gol.

Por otro lado, hay que decir que el equipo mejoró sensiblemente en la segunda parte. Mucho más fino en defensa, cerrando mejor los espacios y creando mucho más peligro, gracias entre otras cosas a unos estelares Vinicius, autor de un auténtico golazo, y Odriozola, que fue un estilete por la banda derecha.

Evidentemente, a ello ayudó sobremanera el hecho de que el club blanco abriese la lata con un gol de penalti que transformó Ramos al filo del descanso.

Un penalti sobre Odriozola muy protestado por el entrenador del Leganés, pese a que lo fue, pero sin duda mucho menos claro que el que le hicieron al lateral vasco minutos antes y que, como pasó el domingo ante la Real, no fue señalado por el colegiado, Gil Manzano, ni revisado por el VAR, a pesar de su evidencia.

Por último, decir que este partido sirvió para que poder ver los primeros minutos de Brahim Díaz con la camiseta del Real Madrid, dado que tuvo la oportunidad de jugar los últimos minutos del partido, aunque sin demasiada fortuna, ésa es la verdad.

El gol de penalti, único aliciente de la primera parte

El Real Madrid afrontó la eliminatoria sin concesiones ni reservando jugadores. No ya porque, debido a la plaga de lesiones que azota al club este mes, apenas cuenta con efectivos sino porque, además, Solari no estaba por la labor de pasar sustos innecesarios.

Equipo titular presentado por Solari para la ida de Copa | Real Madrid 3-0 Leganés

Así pues, con la prevista entrada en el “once” de Keylor Navas, el técnico argentino dio entrada al mismo equipo titular que jugó contra la Real Sociedad, salvo el cambio obligado de Ceballos por Kroos, lesionado esta misma semana.

El Real Madrid saltó con ganas y embotelló a los de Pellegrino durante el primer cuarto de hora. Poco a poco fue arrinconando en su área a los albicelestes, hoy de azul oscuro y afinando la puntería.

Así Ceballos, primero, con un disparo flojo, Ramos de falta directa y finalmente Benzema, de cabeza, fueron poniendo a prueba a Cuéllar pero sin demasiado acierto. Incluso el francés volvió a disponer de una buena oportunidad un par de minutos más tarde pero su disparo se marchó fuera.

Pero cuando más encerrado estaba el Leganés apareció su nuevo fichaje, el británico Braithwhite para darle un par de sustos más que importantes a la parroquia blanca.

En apenas dos minutos el nuevo jugador pepinero estuvo a punto de rematar a puerta vacía un gran pase de Gumbau, desde la izquierda aprovechando un claro despiste de la defensa.

En el minuto 25 llegó la primera jugada polémica de la noche cuando Alvaro Odriozola, que estaba siendo de largo el mejor del equipo, se metió en el área aprovechando una gran pared con Lucas Vázquez cuando fue clarísimamente derribado por Tarín, que llegó tarde al cruce.

Buen partido de Benzema, al que le faltó la guinda del gol | Real Madrid 3-0 Leganés

De nada sirvieron, pues, las quejas del vasco. Ni las del club ante la RFEF por lo ocurrido en el Bernabéu ante la Real. De nuevo, como entonces aunque con otros protagonistas como jueces, el árbitro de campo, Gil Manzano, estimó que no había habido derribo y el VAR tampoco, y la jugada acabó en saque de puerta

Una jugada que bien pudo cambiar el rumbo del partido porque, acto seguido, Braithwhite ganó la espalda a Nacho y se plantó solo ante Navas pero su disparo desde la frontal del área se marchó rozando el poste derecho del costarricense.

A partir de ese momento el Real Madrid se fue desdibujando y se quedó de repente sin ideas. El fútbol se volvió plano, lento y sin profundidad, a lo que ayudó un nuevo susto en el área blanco cuando en el minuto 34 Braithwhite remató cómodamente de cabeza un córner, repelido por Navas con una mano espectacular que evitó, ahora sí, el primer tanto pepinero.

y cuando peor estaba el Real Madrid, perdido en un mar de pases sin sentido y en busca del descanso, en el minuto 42, una nueva internada de Odriozola por su banda acabó con un claro derribo de Gumbau, quien primero empuja y después golpea con la cadera al lateral donostiarra.

Ramos transformó con maestría el penalti señalado a Odriozola | Real Madrid 3-0 Leganés

En esta ocasión y, a pesar de las protestas leganesistas, Gil Manzano no dudó en señalar la pena máxima, que ejecutó perfectamente Sergio Ramos, engañando a Cuéllar.

Dominio absoluto y sentencia del partido tras el descanso

Tras el descanso se pudo ver a otro Madrid. En primer lugar porque empezaron a dejarse ver algunos jugadores que apenas habían tenido protagonismo en la primera parte, como Ceballos y sobre todo Vinicius, muy bien acompañados por un Odriozola que seguía desatado por su banda.

El brasileño asumió la responsabilidad del ataque y, respaldado por un magnífico Benzema, se dedicó a martillear la banda izquierda, aportando lo que le había faltado al equipo en los primeros 45 minutos. Esto es, verticalidad, rapidez y movilidad en el ataque, algo que sólo había aportado Odriozola.

Nada más saltar al campo, Ceballos estuvo a punto de anotar un auténtico golazo pero su disparo desde la frontal se marchó pegado a la cruceta de la meta de Cuéllar y un par de minutos después Ramos cabeceó al palo un córner botado por Lucas Vázquez, aunque la jugada había quedado invalidada por falta del camero a la hora de rematar.

Lucas Vázquez, autor del segundo tanto madridista | Real Madrid 3-0 Leganés

En lo que era una mejora importantisima del juego del equipo, Valverde en el miunto 53, con un durísimo disparo lejano, y Vinicius en el 58, tras una gran jugada personal pero fallida en la definición, avisaron seriamente de lo que se iba a venir encima, en pleno asedio madridista.

El justo premio al dominio blanco llegó en el minuto 68 cuando Benzema se aprovechó de un grave error de Bustinza en la entrega a Cuéllar. El francés robó el balón y se lo cedió a Vinicius quien, tras un gran recorte, vio completamente solo a Lucas Vázquez y le asistió para que el gallego sólo tuviese que empujar el balón con suavidad al fondo del marco.

Con el 2-0, el Leganés se rindió completamente y el resto del partido fue un festival para los de Solari. Con Isco en el campo por Lucas Vázquez, se cocinó la jugada del tercer y último gol del Madrid.

Cuando el reloj llegaba al minuto 76, una excelente triangulación entre Benzema, Isco y Odriozola finalizó con un maravilloso pase de este último al corazón del área. Allí apareció Vinicius para empalmar de media volea el envío del donostiarra, haciendo inútil la estirada de Cuéllar.

Ese golazo sirvió para poner un maravilloso colofón a la actuación del brasileño, quien tan solo un minuto después abandonó el campo para dejar su sitio al debutante Brahim, lo que obligó a una reorganización del equipo, ahora con un claro 4-2-3-1, con Benzema como único hombre en punta.

Isco volvió a ser suplente con Solari | Real Madrid 3-0 Leganés

El partido, ya sin historia, tan sólo sirvió para volver a ver en acción a Cristo, quien entró al campo a falta de siete minutos en lugar de Benzema y, especialmente, para ver cómo Navas volvía a lucirse ante un remate peligroso de Braithwhite cuando el tiempo estaba a punto de cumplirse.

Finalmente, y después de tres minutos de añadido, Gil Manzano mandó a los jugadores a los vestuarios y la eliminatoria quedó encarrilada para el partido de vuelta.

Deja un comentario