Solari respira aliviado: Sergio Ramos no está lesionado y jugará ante el Alavés

Aunque en un principio todo el cuerpo médico del Real Madrid se agitó sobresaltado ante los ostensibles gestos de dolor Sergio Ramos sobre el césped del RCDE Stadium tras la dura entrada de Sergio García, afortunadamente todo quedó en un susto.

Y es que, a pesar de que el camero tuvo que abandonar el terreno de juego en el descanso del partido ante el Espanyol como consecuencia de dicha entrada, las pruebas a las que ha sido sometido por los servicios médicos del club han descartado la existencia de cualquier lesión y todo ha quedado reducido a una fuerte contusión en su rodilla izquierda.

Eso sí, por precaución Sergio Ramos guardará descanso. Así pues, se da por hecho que el sevillano no estará este jueves en Montilivi para jugar el partido de vuelta de Copa del Rey, con la idea de que pueda volver a ocupar sin problemas el eje de la defensa este domingo ante el Alavés en el Santiago Bernabéu. Una zaga en la que Nacho será su compañero debido a la expulsión de Varane ante el Espanyol.

Por último, decir que los servicios jurídicos del club recurrirán la ridícula tarjeta amarilla que Gil Manzano le mostró a Sergio Ramos en Cornellá por una inexistente falta a Leo Baptistao y que, a expensas de lo que decida el Comité de Competición, le sitúa al borde de la suspensión por acumulación de amonestaciones.

De hecho, si el central blanco viese una nueva amarilla ante el Alavés, en caso de que no prosperasen los recursos, Ramos se perdería el derby ante el Atlético de Madrid del sábado 9 de febrero,

Deja un comentario