Tiene que haber un Plan

Me sorprende y, por qué no decirlo, me irrita sobremanera el trato que muchos madridistas ha dispensado a Zinedine Zidane a cuenta de la gestión del final de la presente temporada.

Una temporada que, en modo alguno, puede ser tenida en cuenta más que por el prurito de ver cómo el equipo y sobre todo, según qué jugadores, se han arrastrando por los campos y, con ello, el buen nombre y la imagen del club que decían querer defender, lo cual no es poca cosa, vaya eso por delante.

Entiendo y, en cierto modo, comparto el cabreo y el malestar de muchos madridistas por la imagen ofrecida en general por el equipo y, por qué no decirlo, de la propia dirección técnica que, en partidos como el de Anoeta o ante el Betis, sin ir más lejos, no estuvo a la altura.

Sin embargo, de la crítica sana al despellejamiento encima selectivo por parte de la prensa y, con élla, de muchos seguidores madridistas, que repiten como papagayos los mantras de siempre, hay -o debería haber- un abismo.

La pesadilla de los fichajes y el “pajiplantilleo”

Se está asistiendo a un tremendo aquelarre contra el club y, más concretamente, contra la figura de Zinedine Zidane absolutamente intolerable, dando por buenos los incesantes rumores sobre entradas y, sobre todo, de salidas. Algo que, debido al hecho de que acabos de dar por finalizada la temporada 2018/2019 (pese a que “técnicamente” acabó para nosotros el pasado mes de marzo), honestamente considero que aún es muy prematuro hablar de todo eso.

Es cierto que hay ciertas decisiones ciertamente incomprensibles como el empecinamiento del francés en mantener, contra viento y marea, a jugadores totalmente fuera de forma y a años-luz de los jugadores que fueron, como Isco, Marcelo, Carvajal, Kroos (ahora recién renovado), Asensio o Casemiro (no meto en el ajo a Bale porque el mismo Zidane ya se ha empeñado en quitarle de la circulación por las bravas).

Como tampoco comparto ese afán de no darle más minutos a otros jugadores que sí dieron muestras más que sobradas de merecerlos como Marcos Llorente, Vinicius o Reguilón, y que fueron quizás lo único “salvable” del equipo en esta nefasta temporada.

Y algo parecido ocurre con el capítulo de las altas. Es constante el nerviosismo de mucho tuitero madridista, obsesionado con el Barça y que no para de decir que, mientras los culés no paran de fichar y encima a precio de oro, nosotros no movemos ficha. Y nada más lejos de la realidad.

El Barça sólo tiene confirmado a De Jong y encima por unos prohibitivos 80 millones de euros (que encima pueden ser 90 en base a la consecución de distintos variables). Lo de Griezzman, ahora que éste ya anunció que se iría del Atlético, está en el aire, casi tanto como lo de De Ligt.

Por el contrario, el Real Madrid sí ha fichado y aparentemente bien, teniendo en cuenta como dije antes que aún ni siquiera hemos terminado la presente campaña. Se fichó a Rodrygo, uno de los delanteros más prometedores de Brasil en estos momentos y se ha incorporado a Miltao, que es junto a los holandeses De Ligt y Van Dijk, uno de los mejores centrales del continente en estos momentos. Además tenemos bastante más cerca a Hazard y a Jovic que ellos a De Ligt y a Griezzman.

La necesidad de un plan

Sin embargo, sólo veo notas negativas y pesimistas. Como si el Real Madrid no supiese qué hacer y como si no hubiese un plan, un Plan Maestro, para afrontar la temporada que viene como la del necesario relevo para una generación de futbolistas que nos han dado tantísimo y que ha hecho historia en el fútbol mundial, con la consecución de cuatro Champions, una Liga, una Copa del Rey, amén de otros títulos menores en apenas cinco temporadas.

Eso sí, si bien es cierto que esta gente merece un respeto, quiero, necesito pensar que Zidane, que ha dado muestras de sobra de saber qué hacer y, sobre todo, se ha ganado el crédito para creer en él, no va a fiar el futuro del Real Madrid en una serie de jugadores que claramente ya no están para ello. Jugadores que se merecen el máximo respeto y el reconocimiento del madridismo pero que, en modo alguno, pueden ser la piedra angular de ningún proyecto de futuro..

Y es que la clave de todo, antes incluso que de las bajas, va a pasar por el capítulo de las bajas y ese manido “antes de entrar dejen salir” que figuraba en las puertas del Metro de Madrid. Un tema que me da que será bastante movido de aquí al inicio de la próxima temporada.

Paciencia y respeto

Por tanto, desde aquí me atrevo a pedirle al madridismo un poco de paciencia y sentido común, que no nos volvamos locos con las mil y una exclusivas que nos “anuncien” a bombo y platillo los medios porque, hasta que no sepamos a ciencia cierta qué mimbres usará Zidane para crear el cesto y, lo más importante, quiénes serán sus descartes, no deberíamos atrevernos a vaticinar nada.

Si el futuro del club pasa por edificar esta nueva casa sobre jugadores como Keylor Navas, Marcelo, Isco, Carvajal, Asensio, Casemiro o incluso Bale o Modric, entonces es cierto que tenemos un problema,además de ser un error histórico. De hecho, se está viendo esta  última temporada en cada partido que estos jugadores han saltado al campo.

Sin embargo, considero a Zidane lo suficientemente inteligente como para que eso no ocurra. De hecho, él mismo ha dicho varias veces que la próxima temporada habrá cambios importantes. Y todo apunta a que eso va a ocurrir y ya tenemos las primeras muestras con las más que seguras marchas de estrellas como Bale y Navas.

Ahora bien, da la sensación de que algunos se empeñan en saber más que él y más que un señor como Florentino Pérez, que además de gestionar brillantemente el Real Madrid, dirige con éxito  ACS, una de las más importantes e influyentes constructoras mundiales

Por tanto, insisto en que no deberíamos caer en el desánimo, por otra parte comprensible tras una temporada infecta con estos mismos jugadores, sino tener paciencia. Zidane es, o al menos debería ser, acreedor a nuestra confianza.

La “summeriana“, abierta oficialmente en marzo por Prensa Nostra (el gran @ice_landic lleva más de 60 nombres citados por los medios como posibles jugadores blancos) no debería empezar hasta que acabe la presente temporada y, en base a que veamos quién se queda y quién no, podamos reclamar futuros fichajes.

El riesgo de ser un “peligroso oficialista”

Sé que este pensamiento me va a llevar -y de hecho me ha llevado- a que una parte del madridismo tuitero, en especial el más “cuñado” de todos, me catalogue como un peligroso oficialista pero al menos viviré más tranquilo y, por descontado, que al margen de lo que puedan decir de mí.

Especialmente aquellos que se han pasado los últimos cinco años vaticinando un apocalipsis cada fin de semana y que, de una forma u otra, finalmente acabaron yendo a Cibeles a celebrar títulos jaleando a los que se pasaron meses destrozando en las redes sociales.

Lo siento, pero los hechos me han dado la razón todos estos años creyendo que, aunque nos digan lo contrario, que la dirección deportiva del Madrid, que la tiene, funciona y la planificación, tan sólida como lo ha sido estos años (salvo la excepción dolorosa de este último) frente a otros equipos, que cacarean de tener Director Deportivo y proyecto, no como nosotros, pero cuya gestión con el tiempo se está demostrando ineficaz e incluso nefasta.

Quiero confiar, pues, en que desde el club se van a hacer las cosas bien y que la “revolución” prometida no va a pasar por las meras salidas de jugadores como Navas, Bale, Llorente, Reguilón o Brahim sino por la de otras vacas sagradas que dieron todo lo que tenían aquí y merecen disfrutar del fútbol en otros lados. Si eso se produce, que no os quepa duda, que nos quedará un Real Madrid ilusionante y capaz de volver a disfrutar del triunfo.

2 pensamientos en “Tiene que haber un Plan”

  1. En absoluto deacuerdo,y al igual que no te voy a calificar como “oficialista”,te pediría que no nos califiques de “cuñados” a los que no vemos el proyecto de los últimos años como tú.Dicho esto,por un lado,dices que la planificación ha sido sólida estos años….a ti te parece que quitando el año del doblete,se puede calificar como sólida una planificación que nos ha llevado a arrastrarnos por la Liga de esa manera?hemos ganado unas Champions inolvidables,por supuesto,pero ha sido desesperante ver como cualquier equipo nos hacia un daño (y hace)tremendo en la competición de la regularidad,y como cada vez nos cuesta mas meter un gol….creo que lo menos que se le debe exigir a un club como el nuestro es que sea COMPETITIVO en todos los torneos que participe,luego ganarlos o no….muchas veces depende de un punto de suerte etc,pero yo no me reconozco en un equipo tan plano en su juego y que no tiene la ambición de ganar al Levante,al Getafe o al que se le ponga por delante.

    Veremos que pasa en el futuro,aunque las pistas que está dejando el Club con esa renovacion y esas supuestas continuidades de vacas sagradas,no me hacen ser demasiado optimista,creo que esta plantilla necesita una revolución y no unos simples retoques.

    Veremos…..

    1. En primer lugar, lamento si te has sentido ofendido pues no me refería en modo alguno a los críticos que tenéis, por otra parte, todo el derecho a sentiros mal. De hecho, yo también soy muy crítico con el rendimiento del equipo esta temporada. Me refiero con eso del “tuiterismo madridista cuñado” a todos aquellos que se ponen a pontificar sobre tal y cual jugador, casualmente el que se pone de moda esa semana, al que quiere meter con calzador en el Madrid en muchas ocasiones sin ni siquiera haberle visto jugar una sola vez y de cuya existencia ni conocía apenas una semana antes.

      Y a aquellos que piden que el Madrid se tiene que gastar “lo que haga falta” en jugadores, muchos de ellos random . Yo he llegado a leer a gente pedir que se gasten 400 millones en Mbappé o 300 en Neymar. Y lo que toque en salarios. Y el que venga atrás, que arree. Gente que no sabe hacer la “o” con un canuto y con tuits repletos de faltas de ortografía, dándole lecciones a Florentino Pérez sobre cómo ha de gestionar una empresa. A esos me refiero así que, si te has sentido aludido u ofendido, lo lamento.

      EN todo caso, quiero, necesito ser optimista. De hecho en el texto ya lo indico con claridad. EL Madrid del futuro no puede construirse en base a una serie de jugadores que considero que necesitan un relevo urgente o casi. Pero la experiencia de traer 1.000 jugadores no siempre ha funcionado. De hecho, generalmente no ha servido de nada. La última vez, en la 2009/2010, cuando el Madrid se gastó casi 300 millones de euros de la época (el gasto de 3 añso en 1, como dijo FLoper) nos dejó una temporada calamitosa en lo deportivo…

      Espero, pues, y confío como tú en que las cosas se harán bien. De mometno, pido paciencia. Estamos en mayo… No queda nada hasta el 1 de septiembre por delante así que ánimo y tranquilidad… y HALA MADRID!!

      Un saludo y gracias por tus comentarios

Deja un comentario