Luka Jovic se sincera: “Me he quitado un gran peso de encima”

Si había una persona feliz al finalizar el partido contra el Leganés, que acabó con una goleada por 5-0, ése era Luka Jovic, quien había logrado acabar con más de tres meses de sequía.

El delantero serbio, por el que el Real Madrid pagó 60 millones de euros, había llegado con la vitola de auténtico killer, tras una fantástica temporada en el Eintracht de Frankfurt, pero aún no había visto puerta con el Real Madrid.

Sin embargo, el pasado miércoles, por fin, logró romper esa mala racha anotando de cabeza el gol con el que los blancos cerraban su goleada ante el equipo pepinero.

Es cierto que Jovic ha tenido mala suerte en sus inicios en el club blanco. Primero, porque en su primer partido como titular en la pretemporada ante el Atlético de Madrid se lesionó a las primeras de cambio y no pudo estar a disposición de Zidane en los primeros encuentros amistosos antes del inicio de la Liga, lo que provocó que el francés no contase excesivamente con él.

A eso le sumamos que las otras dos veces que el serbio había logrado anotar (la primera ante Osasuna y la segunda el mismo partido contra el Leganés), ambos tantos fueron invalidados por fueras de juego absolutamente milimétricos.

Sin embargo, a la tercera vez que logró introducir el balón en la meta rival,y tras 313 minutos disputados con la camiseta blanca, fue a la vencida y Jovic, por fin, logró sacudirse una presión que, según ha confesado él mismo en una entrevista al medio serbio Sportski Zurnal, había empezado a sentir ante la falta de gol.

“No ha sido fácil, he esperado mucho para anotar un gol. Sentía mucha presión, pero era consciente de mis cualidades y sabía que era solo cuestión de tiempo antes de estrenarme”, afirmó el delantero serbio.

“Puedo decir libremente que estaba muy motivado, en primer lugar por el deseo de demostrar que los responsables del club más grande del mundo no se equivocaron trayéndome.También el apoyo de mis seres queridos que están conmigo todos los días”, añadió Jovic.

Asimismo, el ariete serbio también fue entrevistado por Novosti, otro medio local, en el que se reafirmó en que se había quitado un gran peso de encima tras anotar su primer tanto y confesó que estaba preocupado por algunas críticas que estaba recibiendo de parte de un sector de la prensa y de la afición madridista.

“He sentido un gran alivio, me he quitado una gran carga de encima”, afirmó. “Ha sido un período difícil para mí, para mi carrera. Aunque nunca he dudado de mi calidad, ni yo ni la gente próxima a mí, como mis compañeros y mi entrenador, el público ha sido muy duro y no ha sido nada agradable leer esos artículos. Espero que empiecen a confiar más en mí”, aseguró un dolido Jovic.

Sin embargo, Jovic afirmó que se sintió muy feliz y respaldado no sólo por el entrenador sino por sus compañeros que, en sus propias palabras, vivieron su gol “como un éxito común”. “Estoy muy feliz por el apoyo, estamos muy unidos, nos importa a todos sólo una cosa: la victoria del Real Madrid”, agregó.

Por último, el delantero serbio, añadió: “Es un comienzo, espero que con mis goles en el futuro ayudaré al Real a cumplir todos sus objetivos”.  

Deja un comentario