Previa Borussia M’Gladbach-Real Madrid: No caben confianzas

El M’Gladbach, es un equipo que le gusta jugar rápido, dinámico buscando la portería rival, les gusta jugar a los espacios, ganar los balones divididos y las segundas jugadas, con jugadores muy polivalentes. Toda una incógnita en Europa, el conjunto noroeste de Alemania, a pesar de haber sacado un empate en su visita al Inter de Milán.

El Borussia Mönchengladbach aspira a no ser la “cenicienta” del grupo

El conjunto teutón está entrenado por Marco Rose, que llegó la temporada pasada a la Bundesliga, tras dos temporadas exitosas en el Red Bull Salzburgo dónde tan sólo perdió cinco partidos en dos temporadas y consiguió 50 victorias en 68 partidos, consiguió dos títulos de liga y una Copa de Austria y alcanzó las semifinales de la Europa League.

Marco Rose: Un estratega de los banquillos

En sus comienzos en los banquillos, fue ayudante de Thomas Tuchel en la temporada 2009/2010 en el Mainz 05, club dónde se retiró como jugador y que tuvo a Klopp como entrenador durante seis temporadas en el Mainz 05.

Tras un breve pasó por el banquillo del Lokomotiv de Leipzig, entrenó a las categorías inferiores del Red Bull Salzburgo, con quién ganó la Youth League en la temporada 2016-17.

Marco Rose apostará por un 4-2-3-1 con Yann Sommer en la portería. Matthias Ginter y Nico Elvedi comenzarán como pareja de centrales, con Ramy Bensebaini como lateral izquierdo y Lainer como lateral derecho.

Christoph Kramer y Florian Neuhaus actuarán como la pareja del mediocampo con muchas alternativas en ataque con Lars Stindl, Jonas Hofmann, Marcus Thuram, Patrick Herrmann, tres de ellos estarán en el “once” inicial y por delante de ellos, Alassane Pléa o Breel Embolo.

Marco Rose, el principal artífice del “milagro” borusser

 

Al técnico alemán le gusta variar los planteamientos sobre el papel a lo largo de los partidos y de la temporada, pudiendo llegar a jugar con un 4-3-2-1, 4-4-2 o 4-4-1-1, 3-5-2 e incluso con un 4-3-3, siendo muy vertical en ataque y le gusta la presión adelantada tras pérdida.

Sus rivales deben tener cuidado con el balón parado de los teutones, dónde ya han marcado tres goles, dos sacados hacia el primer palo, dónde marcaron Leiner ante el Colona y Ginter ante el Mainz, y al segundo palo marca Thuram ante el Union Berlín.

Un equipo con múltiples variantes…y protagonistas

El lanzador desde el saque de esquina será Hoffmann. Sin olvidar que desde los 11 metros han marcado tres jugadores diferentes, Stindl ante el Colonia con pierna derecha, Hoffmann con pierna derecha ante Wolfsburgo, Besebaini marca con su zurda ante el Inter en Champions.

Kramer, quien jugó con Alemania la final del Mundial en 2014, puede ser el encargado de sacar el balón jugado desde atrás, incrustándose entre los centrales o acercándose a los centrales formando un rombo, para sacar ventaja en el inicio del juego.

Además, el centrocampista alemán es un jugador que se ofrece continuamente para recibir el balón, gracias a su movilidad, tiene claridad en el pase sobre todo en corto, pero también en largo, por su velocidad de ejecución y capaz de realizar conducciones y doblar el pase a alguno de sus compañeros.

Christoph Kramer, una de las piezas clave del juego del Borussia Mönchengladbach

Aunque ha ido perdiendo peso específico en el M’Gladbach desde la llegada de Rose como entrenador, pero está aprovechando sus oportunidades después de la grave lesión de Zakaria.

El otro jugador básico en la medular para la salida del esférico puede ser Florian Neuhaus, aunque suele ser el siguiente en la creación de juego, colocado escalonado con respecto a Kramer con buen desplazamiento del esférico, capaz de lateralizarse si no puede recibir el otro mediocampista, tiene buena conducción, muy buen llegador al área en segunda línea con gol, en sus dos últimas temporadas ha marcado siete goles y esta temporada ya ha marcado dos goles en la Copa alemana.

Sin olvidarnos, lo veremos participar en la circulación del juego de su equipo. En su faceta defensiva, es aún jugador que le gusta presionar al medio defensivo tras pérdida de balón, para que dar tiempo a sus compañeros replegarse.

La defensa, el inicio de todo el sistema

En la salida del balón jugado desde atrás lo pueden hacer con una conducción de sus centrales, con el indiscutible Matthias Ginter como central derecho que tiene buen dominio y manejo del balón, dónde Herrmann le ofrecerá una línea de pase o cualquier de otros puntas. El internacional alemán va muy bien de cabeza, muy ordenado y no tiene duda a despejar el esférico

El otro central, Elvedi, es un defensa que le gusta ir al corte y al choque con el adversario, con buena anticipación y está acostumbrado a enfrentarse a delanteros como Lewandowski, Haaland, Müller, Sancho, Gnabry, Reus o jugadores que ya no están en la Bundesliga como Aubameyang, Werner, Ribery, Robben, Jovic.

El Mönchengladbach es un equipo donde los laterales son fundamentales en el plan de juego de Marco Rose, tanto Bensebaini en la izquierda como Lainer en la derecha, que se sitúan muy abiertos y son jugadores de ida y vuelta, que saben asociarse con sus compañeros y tienen buena visión de juego, con mucha velocidad e intentan recuperar su posición lo más rápido posible.

Ramy Bensebaini, una de las principales sensaciones de la Bundesliga

Bensebaini es una de las revelaciones de la Bundesliga en esta última temporada y le ofrece un gran abanico de posibilidades a su entrenador, capaz de hacer una pared con los delanteros o interiores de su lado para seguir conduciendo el balón, mientras que Lainer es un lateral más clásico, de los que les gusta llegar a línea de fondo y sacar el centro.

Podríamos ver a Wendt en el lateral zurdo como alternativa al argelino, si decide rotar el técnico Borusser, el veterano internacional sueco a pesar de sus 35 años tiene un gran nivel.
Los jugadores ofensivos, tienen mucha movilidad buscando aprovechar los espacios libres o crearlos ellos con sus movimientos.

Un ataque nada desdeñable

Tras recuperar el esférico, los alemanes harán rápidas transiciones defensa-ataque, dónde cualquier jugador de ataque tiene gol. La temporada pasada destacó en la faceta goleadora con 14 goles, Marcus Thuram, hijo del mítico defensa francés campeón del mundo en Francia 98.

El delantero francés está omnipresente en la ofensiva del Borussia M’Gladbach. Thuram, bueno técnicamente, que gracias a su altura y su físico puede sacar ventaja en espacios reducidos y con su velocidad y explosividad puede superar a cualquier defensa en carrera, sin olvidar que es capaz de frenar y arrancar una y otra vez, otra de sus virtudes es la de generar líneas de pase para sus compañeros con sus desmarques.

Otro jugador peligroso es la eterna promesa suiza Breel Embolo, que puede jugar como delantero centro o mediapunta, cuando juega como “9”, le veremos caer a zonas alejadas para arrastrar algún central o simplemente hacer dudar a los centrales.

Embolo, el peligro constante del equipo alemán

Es un atacante muy corpulento y con una gran velocidad como todos los atacantes germanos, le gusta recibir de espaldas, no podemos olvidarnos del delantero francés Plea que ha marcado más de 10 goles en sus dos temporadas en el conjunto alemán, se entiende a las mil maravillas con Thuram y al igual que sus compañeros de ataque, muy peligroso al espacio, le gusta recibir entre líneas, es un jugador muy inteligente sin balón.

Como extremo o interior derecho nos encontraremos con el talento de Patrick Herrmann, que le veremos hacer diagonales una y otra vez para dejar toda la banda para el lateral de esa banda. E incluso pudiendo jugar a pierna cambiada en la izquierda.

Otros jugadores a seguir

Alguna opción más para el once inicial, podría ser el capitán, Lars Stindl, que es un jugador completo y muy polivalente que puede ocupar distintas posiciones, suele brillar entre líneas, con buen juego aéreo, con mucha efectividad de cara a gol, con remate potente.

Además, tira buenos desmarques al espacio, jugador inteligente y con personalidad, con un buen número de asistencias cada temporada, lleva marcados 56 goles desde su llegada al Gladbach en sus cinco temporadas y media

Y por último, Jonas Hofmann, quien fue era de las mayores promesas de su máximo rival, Dortmund. Desde la llegada de Marco Rose al banquillo de los teutones, ha ido ganando protagonismo e importancia como interior en vez de extremo como en sus inicios. Es uno de los encargados de los lanzamientos a balón parado. Suele ser el encargado de dar el último pase y tiene buena definición.

No podemos olvidarnos de la faceta defensiva del conjunto alemán, dónde destaca el guardameta suizo Yann Sömmer, uno de los mejores porteros europeos, entre sus principales características resaltan sus grandes reflejos, anticipaciones y capaz de hacer enorme en los uno contra uno ante los mejores delanteros rivales.

Deja una respuesta