Eder Militao: Cerrojazo blanco

El cerrojazo blanco tiene nombre y apellidos. Mejor dicho, la meritocracia blanca tiene nombres y apellidos: Eder Militão.
Un día más en la oficina. Espectacular el partido del central brasileño que ha hecho justicia en el Di Stéfano para abrir la lata ante Osasuna (1-0) en esta jornada 34 en lo que ha terminado siendo victoria blanca por 2-0. Así, el Real Madrid sigue vivo en la pugna por revalidar el título liguero.

La metamorfosis del zaguero merengue comenzó hace menos de un mes. Ha cambiado en Internet y Redes Sociales las risas y los memes por ser uno de los defensas más en forma de Europa. Las lesiones obligaron a Zinedine Zidane a alinear de inicio al central más caro de la historia del Real Madrid ante el Éibar en la jornada 29.

Defensa de tres, junto a Nacho y Mendy. Victoria blanca y seguridad defensiva que sorprendía a la parroquia madridista, que esperaba y necesitaba ese golpe encima de la mesa de parte del brasileño.

Desde entonces tónica ascendente ante toros bravos: Liverpool, FCB, Liverpool, Getafe, Cádiz, Betis y Chelsea. Contra Osasuna ha puesto la guinda al pastel al estilo Van Basten: cinco remates en el partido, cuatro de ellos a puerta y un gol. Se lo merecía el Real Madrid y se lo merecía Eder Militão.

Faceta defensiva y ofensiva

En la faceta defensiva se ha puesto el traje de Kaiser: lo corta todo, un muro que gana casi todos los duelos por arriba con despejes orientados, interceptaciones y tiene una aceleración brutal.
 
En la faceta ofensiva hoy marca un gol decisivo con la camiseta del Real Madrid, saca la pelota jugada… Se está descubriendo en el club de Concha Espina a aquel cabeceador que se vislumbraba en el Oporto.

Meritocracia blanca en estado puro

Otros futbolistas no tuvieron la paciencia que ha tenido el brasileño. Meses sin jugar, trabajando sin hablar, actuando sin fortuna si tocó jugar. Pero ha sabido esperar su oportunidad y ahí está el resultado. Sin continuidad ha secado a las delanteras top de Liverpool, FCB y Chelsea.
Respeto eterno a currantes como él. ¿Lo mejor? Que tiene 23 años. Vamos a Londres. Vamos a por el Chelsea.

Deja una respuesta