Crónica Real Madrid 2-2 Sevilla | Jornada 35 Liga Santander

La mala decisión del VAR en el penalti a Militao puede costarle la Liga a los de Zidane | Real Madrid 2-2 Sevilla

Real Madrid 2-2 Sevilla: “Mandamos a nuestros hombres contra los elementos”

Nos llevaba rondando varias jornadas, el día del Getafe y el del Betis anunciaban lluvia sobre el Di Stéfano, pero esta vez nos íbamos a calar todos, sobre todo los que estábamos mirando atónitos desde casa. Salía el XI de Zidane y, salvo el debate habitual por la presencia de Marcelo, las cosas estaban claras. Sin estratagemas, salíamos con todo.

Los primeros 10 minutos nos dejaban algo fríos pues el Madrid arrancaba algo espeso y le costaba controlar el balón y tener posesiones peligrosas. Sin embargo, nuestros chicos iban a aprovechar, y mucho, su primera oportunidad. Apenas llegaba el minuto 11 y nuestro equipo salía a la carrera tendida abriendo Vinicius un balón a Odriozola en banda derecha, quien apuraría línea de fondo y pondría un balón perfecto a Karim en el segundo palo que el francés remató perfecto al palo corto de la portería hispalense.

Gran gol ¿no? Pues no, porque la escuadra y cartabón del VAR tiró las líneas como le dictó su conciencia y la pierna de Odriozola sufrió ciertas transformaciones en imagen, más propias de poción multijugos (para los amantes de Harry Potter), que de un ser humano proporcionado. Había que tragar, ocurría lo esperado.

Unas líneas sospechosamente tiradas desde el VAR invalidaron el primer tanto madridista | Real Madrid 2-2 Sevilla

Pasada la media hora, después de varios minutos de juego lento del Sevilla que no encontraba huecos y algún intento de carrera del Madrid que empezaba a crear serias dudas a la defensa hispalense, el árbitro ejerció su derecho de vetar las opciones de victoria del Madrid sancionando una falta inexistente de Casemiro a 40 metros del arco de Courtois. Las quejas del carioca le valieron, además, una tarjeta amarilla. El guion estaba claro desde arriba.

Balón a la olla y gol de Fernando para adelantar al Sevilla en una jugada donde la defensa del Madrid pecó de frío y miramiento. 0-1, ni Tebas lo hubiera escrito mejor. Tocaba remontar para pelear una liga que no quiere ser ganada por nosotros. Hasta el descanso el equipo sufrió para meterse de nuevo mentalmente en el encuentro, pero anuló toda iniciativa ofensiva del Sevilla. Estábamos jugando bien, pero habría que hacer más méritos para ganar.

El segundo tiempo empezaba con los mismos protagonistas y con los mismos problemas para el Madrid. Tras un par de disparos de cada equipo, los de Zidane sacaban un córner en el que el balón impactaba sobre el brazo de un jugador del Sevilla (a juicio de quien escribe, algo dudosa hasta que pasó lo que pasó después). Munuera siguió con sus directrices y dijo que siguiera el juego. Un par de minutos después, Suso entraba con la plancha al tobillo de Vinicius y recibía amarilla, asomaba el naranja pero tampoco vamos a pedir más de lo nos deja la conciencia.

Total, que había que ganar y el Madrid dominaba el juego y generaba peligro desde la frontal, empezando a hacer mella en la defensa hispalense, llegando a estrellar un balón en el palo tras una jugada preciosa sacando un córner en corto entre Kroos y Luka y haciendo llegar el pase a un Vinicius que no pudo controlar el remate a bocajarro y estrelló el esférico en el poste.

Entraron Gutiérrez por Marcelo y Asensio por Modric en el minuto 66, y a correr que salimos. Un minuto después, jugadón del Real Madrid que arrancaba de un robo de Karim a mitad de cancha, apertura para Asensio que debía revolverse ante la presión de Koundé y cedía atrás para Casemiro. Case jugaba rápido a la frontal para Kroos y el teutón, milimétrico, metía un pase perfecto para un Asensio que marcaba al primer toque al palo corto de Bono. Queríamos soñar, pero íbamos a tener pesadillas por lo que nos íbamos a tener que tragar en los minutos finales.

Estas dos jugadas, en menos de un miunto en ambas áreas decidieron el partido | Real Madrid 2-2 Sevilla

Minuto 73, el Sevilla lanza un córner que despeja Militao tras tocar primero en su hombro y de rebote inmediato en su mano mientras él estaba de espaldas (esto es importante para después). Arrancaba el Madrid la carrera y le llegaba un balón a Karim sólo con todo el campo libre. Carrerón de Benzema que engañó a Bono y éste cometió un penalti claro sobre el francés. Munuera señalaba la pena máxima, pero había trabajo institucional que hacer.

Toque de atención al pinganillo, dos segundos ante la pantalla y la excusa está servida, penalti para el Sevilla. Todos lo que no pitaron al Madrid con las excusas interpretativas concluían en que ayer sí, ayer sí era penalti para el Sevilla. Lo de apenas 20 minutos antes no. Criterios discutibles, hagan sus cuentas. Iván Rakitic marcaba desde los 11 metros y otra vez había que remar.

Zidane cambió a Vini por Hazard. El equipo tardó en volver a meterse en un partido del que le habían sacado injustamente dos veces. Cuando apenas quedaba tiempo, los blancos volvieron a incidir y buscar la manera de rascar un botín que era nuestro, pero nos estaban privando de él. Y fue Kroos desde la frontal quien se hartó de todo y le pegó rasa a la pelota que rebotaba en los pies de Hazard y cambiaba la trayectoria de un balón que se colaba dentro. Anula eso Munuera, inténtalo si puedes.

A punto de cumplirse los seis de añadido le llegaba un balón templadito a Casemiro en la frontal y le pegaba de interior imitando a Toni todo lo que pudo. El balón salió rozando el poste izquierdo de Bono. Estuvimos a punto de darle la vuelta, pero no pudo ser.

Espectacular derribo de Bono a Benzema en la jugada más polémica de la temporada | Real Madrid 2-2 Sevilla

El que lea esto pensará que apenas he hablado de fútbol y tendrá razón. Hoy es difícil hablar de fútbol cuando el gran perjudicado de lo ocurrido en la Di Stéfano ha sido el propio deporte.
Añadir que no se puede poner un pero a ningún jugador por el partido de ayer. El equipo jugó mejor, dominó, tuvo las ocasiones y jugó el partido que la situación demandaba. Su papel lo cumplieron, pero los otros también.

Quedan tres finales de una liga a la que me niego a llamar competición. Se puede intentar la machada, ojalá nos dejen intentarlo limpiamente. Agradezco a mi compañero Diego, a quien soléis leer por aquí, la idea del título para esta difícil crónica. Escuchadle en el post partido de nuestro podcast, os gustará.

Seguiremos luchando y confío en que esta plantilla así lo haga a pesar de todo. Nosotros seguiremos aquí para contarles lo que ocurra.

¡Hala Madrid!

Deja una respuesta