Crónica FC Barcelona 5-2 Real Madrid Fem. | Women’s Champions League (Vuelta cuartos de final)

Claudia Zornoza festejando su golazo en el Nou Camp | FC Barcelona 5-2 Real Madrid Fem.

FC Barcelona 5-2 Real Madrid Fem.: “El cielo es el límite”

El Real Madrid Femenino ha caído ante el todopoderoso FC Barcelona, un súper equipo plagado de estrellas pero que, a pesar de lo abultado del resultado (y como ya pasó en el partido de ida en Valdebebas y también en la Supercopa de España), y al que las chicas de Toril hicieron sudar mucho más de lo esperado.

En un Nou Camp repleto de público (más de 91.000 espectadores, ávidos de sangre porque no siempre se tiene la oportunidad de vapulear a tu eterno rival en casa, sea en el deporte y la categoría que sea), el Real Madrid Femenino plantó cara e incluso fue muy superior al Barça durante dos tercios del encuentro.

De hecho, el equipo llegó a acallar al estadio cuando a los pocos minutos de la reanudación, un excepcional golazo de Claudia Zornoza, prácticamente desde el centro del campo, puso el partido 1-2, a un solo gol de empatar la eliminatoria.

Pero no pudo ser, las azulgranas, mucho más poderosas físicamente e infinitamente más contundentes frente al marco (ayudadas, además, por una floja Misa, que no tuvo su noche), acabaron imponiendo su ley y, gracias a tres zarpazos y algo de mala suerte, no sólo dieron la vuelta al partido sino que acabaron goleando a las de Toril.

Igualdad y tablas en el marcador en la primera parte

El partido comenzó a ponerse pronto cuesta arriba al Real Madrid ya que a los siete minutos, un centro-chut de Mapi León al área se fue envenenando y, entre el despiste de Misa y la Diosa Fortuna, el balón acabó en el fondo de la red.

El “once” inicial de Toril para la vuelta de cuartos de final de Champions | FC Barcelona 5-2 Real Madrid Fem.

Demasiado castigo para un Real Madrid que, defendiendo con uñas y dientes, con buenas ayudas y con un trabajo atrás muy serio, lograba contrarrestar la presión alta de las jugadoras azulgranas. Una defensa, por cierto, presionante sobre la figura de Alexia Putellas, que apenas pudo brillar gracias al trabajo del equipo, que la encimaba con fuerza con dos y hasta tres jugadoras cada vez qe tocaba la pelota.

Al filo del cuarto de hora, un buen centro de Olga desde la izquierda tocaba claramente en el brazo de Paredes y la colegiada no dudó en señalar el penalti, transformado por la propia Olga para igualar el marcador.

La primera parte transcurrió con un esquema muy similar a lo que habíamos vivido en este primer y alocado cuarto de hora, con un Barça dominador (acabó la primera mitad con un 70% de posesión), aunque bien sujeto en los metros finales por la defensa blanca, y sin acierto de cara al gol y el encuentro se fue al descanso con las tablas en el luminoso.

Golazo de Zornoza y jarro de agua fría

Tras la reanudación, el Real Madrid acrecentó su presión y en vez de esperar al Barça en los metros  finales se fue a buscarlo al centro del campo. Fruto de esa presión y a los tres minutos, Claudia Zornoza protagonizó el momentazo de la noche cuando, tras robar a la altura de la medular, avanzó sin apenas oposición y nada más cruzar el círculo central, vio adelantada a Sandra Paños y le sorprendió con un zurdazo espectacular que enmudeció al festivo Nou Camp.

Unos inesperados momentos de tensión ya que, con este tanto, la eliminatoria se ponía a un solo gol de la igualada y el Real Madrid parecía que se había creído que algo imposible estaba cerca de ser logrado.

Pero como dice el refrán, qué poco dura la alegría en la casa del pobre y es que a los tres minutos de Zornoza, una buena asistencia de Jenny Hermoso entre líneas, permitió a Aitana Bonmatí aparecer en la frontal, controlar cómodamente y batir a Misa de disparo duro y raso, pegado al palo izquierda.

La pena para los de Toril es que, cuando mejor estaban jugando, se encontraron con el tercero apenas un minuto después de recibir el empate en una jugada marcada por el infortunio. Pina se llevó de rebote un balón de Rolfo dirigido a Alexia, avanzó por la banda izquierda y desde el vértice del área, en una jugada calcada al primer gol, lanzó un balón que acabó entrando por la escuadra izquierda de Misa, otra vez bastante despistada.

Festival goleador culé

Con todo a favor, con el Real Madrid que ya bajó los brazos y delante de 91.000 almas antimadridistas rugiendo y deseando la lapidación de las de blanco, el Barça jugó a placer y comenzó el monólogo culé.

Si al poderío azulgrana le unimos una nueva dosis de mala suerte (y desacierto de Misa, que todo hay que decirlo), entonces es normal que cayese una goleada. En el minuto 62, en plena fiesta, Alexia se encontró un balón fácil por el carril del “8”. Desmarcada y sin oposición se internó en el área y disparó aunque mordido y flojo. Sin embargo, Misa se tragó el balón que, llorando acabó en la red blanca, a pesar de los esfuerzos de Ivana, que a punto estuvo de salvar bajo palos el que acabó siendo el cuarto tanto culé.

Svava y Athenea intentando frenar a Bonmatí | FC Barcelona 5-2 Real Madrid Fem.

Hubo tiempo para un quinto gol cuando en el minuto 69 Rolfo se fue muy bien por su banda y colocó un gran centro al área pequeña, que salió rechazado al alimón por Ivana y Hermoso. El balón quedó muerto casi en línea de gol y Graham, viniendo desde atrás, remachó con fuerza para cerrar la goleada.

Pudieron ser más porque el Real Madrid, que ya había desaparecido del campo, era un pelele en manos de las jugadoras azulgranas pero entre que el equipo de Giráldez se contagió de la fiesta en las gradas y se relajó y porque tampoco anduvieron muy acertadas en los metros finales, el caso es que el marcador, a pesar de lo largo que se le hizo el útlimo tercio de partido a las de Toril, ya no se movió más.

Es más, casi al final, Möller tuvo una magnífica ocasión después de una buena contra, en la única vez que el Real Madrid logró cruzar el centro del campo pero su disparo se marchó ligeramente por encima de la meta de Sandra Paños.

Hubo incluso tiempo para una ligera polémica cuando el partido tocaba a su fin y Alexia Putellas fingió un derribo por parte de Ivana, buscando un innecesario penalti pero la colegiada no sólo no picó sino que amonestó a la jugadora catalana por la escandalosa simulación.

Ahora, tras el punto final a la primera gran travesía europea del Real Madrid Femenino en su segundo año de vida, un hito que hay que valorar en su justa medida, toca centrarse en la Liga.

A mantener la regularidad de estos últimos partidos y tratar de repetir la clasificación para la próxima Champions para un equipo que ha demostrado que no hay más límite que sus sueños. Un pasito más para acercarnos al que, hoy por hoy, es sin discusión el mejor equipo del mundo y que, tras lo visto hoy en el césped, aunque sigue lejos, está más próximo.

Deja una respuesta