Madridistas en Qatar: Modric y los brasileños, a cuartos de final

Vinicius festeja junto a Raphinha, Paquetá y Neymar su gol, que abría el marcador ante Corea

La jornada de hoy, martes 5 de diciembre, ha sido ciertamente provechosa para los pocos madridistas que aún quedan en Qatar ya que, tanto Croacia como Brasil salieron victoriosos de sus respectivos encuentros ante Japón y Corea del Sur.

Dos enfrentamientos que, si bien acabaron bien para Modric, Vinicius, Militao y Rodrygo, hay que decir que su desarrollo fue radicalmente distinto. Mientras que Croacia tuvo que deshacerse de los japoneses en los penaltis, Brasil se dio un festín a cuenta de los coreanos con una primera mitad absolutamente arrolladora y en la que Vinicius anotó su segundo tanto del campeonato.

La verdadera lástima es que el destino ha querido que ambos equipos se tengan que enfrentar en el duelo de cuartos de final, que se jugará el próximo viernes 9 de diciembre a las 16:00 horas.

Croacia-Japón, Modric a cuartos en los penaltis

El primero de los dos duelos del día enfrentó en el Estadio Al Janoub a Croacia con los correosos japoneses, que como recordaremos, lograron pasar como primeros del Grupo F, el grupo de España, tras su sorprendente victoria ante los de Luis Enrique del pasado jueves.

Por tanto, no sorprendió a nadie la salida al campo de Japón. Un conjunto tremendamente físico y muy disciplinado que se hizo con las riendas del partido prácticamente desde el primer minuto.

Los de Moriyasu fueron fieles al esquema de juego que tan buenos resultados le ha dado en este Mundial. Presión alta, líneas juntas cerrando espacios y buscar los espacios en las pérdidas de balón, que se le atragantaron a Croacia, incapaz de hacer daño en la primera mitad.

Para más “inri”, las cosas se le terminaron de torcer a los croatas cuando, al filo del descanso, Maeda remachaba en el área pequeña una gran jugada de estrategia del conjunto nipón, tras un centro al área de Doan y un leve toque de Yoshida.

Luka Modric, durante su partido ante Japón

Tras el descanso reaccionó Croacia, que además logró la igualada a los 10 minutos de la reanudación con un espectacular testarazo lejano de Perisic, después de un magnífico centro de Lovren desde la derecha.

Con la igualdad en el marcador, se igualaron también las fuerzas. Japón acusó el golpe y Croacia pasó a dominar con más claridad en el campo pero ya no hubo más goles y el partido llegó con 1-1 al final de los 90 minutos.

En la prórroga, ambos equipos mostraron muchas precauciones. Sin apenas arriesgar, prácticamente no hubo oportunidades, salvo un buen disparo de Mitoma que paró bien Livakovic casi al final de la primera parte del tiempo extra.

Finalmente y, ante la ausencia de goles, llegaron los temidos penaltis y ahí se notó la inexperiencia nipona en estas lides. Mientras que a los croatas, muy acostumbrados ya a estas lides, no les temblaron las piernas, los japoneses se mostraron tremendamente erráticos desde los 11 metros.

Así pues, Croacia anotó tres de sus cuatro lanzamientos (Pasalic, Brozovic y Vlasic), Japón falló tres (sólo marcó Asano y fallaron Yoshida, Mitoma y Minamino) y por tercera vez en su historia, el conjunto europeo jugará unos cuartos de final mundialista.

Por último, decir que Modric jugó 109 minutos y con un rendimiento que fue a mejor a medida que fue avanzando el partido y acabó siendo uno de los destacados de su equipo. Fue sustituido antes del descanso de la prórroga por Majer.

Brasil-Corea del Sur, paseo para la Canarinha y gol de Vinicius

Había mucha expectación con respecto al enfrentamiento entre la fantasía brasileña y el orden táctico y el rigor de Corea, en el que suponía el cuarto partido de octavos de final de este campeonato.

Sin embargo, apenas tardaron siete minutos los brasileños en destrozar las ilusiones de los coreanos. Los mismos que tardó Vinicius en abrir el marcador y destapar la “caja de los truenos” de Brasil, con su segundo gol del campeonato.

Vinicius abrió el marcador y anotó su segundo gol en este campeonato del mundo

Entró Raphinha por la derecha y asistió al área pequeña donde no llegó Neymar. El balón quedó suelto y le llegó a Vinicius que, completamente solo, templó, levantó la cabeza y ajustó la pelota al palo largo.

A partir de ahí, Brasil fue un vendaval de juego y goles que desarboló por completo a Corea. Y es que no tardó la Canarinha en hacer el segundo. Sólo tres minutos después Neymar -que volvía tras su lesión en el primer partido-, y en este caso desde el punto de penalti, batía a Kim Seung-Gyu tras un claro derribo de Jung Woo-Young a Richarlison.

Volvieron a marcar dos goles más los brasileños. Richarlison hacía el tercero en el minuto 29 a pase de Thiago Silva y Paquetá firmaba el cuarto en el 36, golpeando de primeras un buen pase de Vinicius desde la izquierda.

La segunda parte ambos equipos, especialmente el brasileño, se dejó llevar. Además de que Tite aprovechó para dar descanso a los titulares. Inclusive a Allison, el meta titular, que fue sustituido a falta de 10 minutos por el tercer portero, Weverton, que hacía así su debut en esta Copa del Mundo.

En esta segunda mitad, Corea se fue arriba buscando al menos el gol del honor, que casi logró en el minuto 67, con un espectacular voleón de Hwan que detuvo con una magnífica mano Allison y que sí alcanzó seis minutos después Paik Seung-Ho.

El centrocampista coreano empalmó un durísimo zurdazo desde la frontal del área, tras un rechace de la defensa y, tras rozar levemente en Thiago Silva, se alojó en la portería de Allison.

En lo que respecta a los madridistas, además de la citada buena actuación de Vinicius, que fue sustituido en el minuto 72 por Martinelli, hay que decir que Eder Militao volvió a ser titular aunque en esta ocasión jugó de lateral derecho. Fue reemplazado por Dani Alves en el minuto 63. Quien no jugó en esta ocasión fue Rodrygo, que quedó fuera de las rotaciones por decisión técnica.

Deja una respuesta