Sara Ezquerro: Los sueños a veces se hacen realidad

Si decimos que durante el partido de ayer en el Vivero de Badajoz entre el Santa Teresa y el Real Madrid Femenino se produjo el debut de Sara Ezquerro bajo los palos del club blanco, quizás no debería ser nada reseñable.

Sin embargo, si echamos la vista atrás cinco años atrás, en mayo de 2016, cuando el Real Madrid Femenino ni siquiera era un esbozo de club pero el Real Madrid masculino ganaba la Undécima ante el Atlético de Madrid en Milán, Sara Ezquerro vivió probablemente uno de los momentos más amargos de su corta pero intensa carrera deportiva.

Sara, en aquel año era la portera del Atlético de Madrid “B” y cometió el delito de lesa patria de publica una inocente foto con una amiga en los alrededores del Santiago Bernabéu festejando el título del equipo de sus amores, a pesar de estar defendiendo los del eterno rival madrileño con total profesionalidad.

Esa foto, rotulada con el título “Reyes de Europa”, no sólo le situó a los pies de los caballos y fue sometida a una deleznable campaña de escarnio público por parte de los propios aficionados atléticos sino que además le supuso el despido fulminante del conjunto rojiblanco, que le dio la baja apenas unos días más tarde, una vez finalizada la temporada.

Esta foto provocó las iras de los aficionados del Atleti contra Sara Ezquerro cuando militaba en el Atlético Féminas

Desde su propia afición, Sara Ezquerro llegó a recibir incluso todo tipo de mensajes plagados de faltas de respeto, insultos e incluso amenazas de muerte. “Ojalá te veamos por la calle y te violemos”, “Ojalá alguien ponga donde vives y podamos ir a matarte” y otras lindezas similares, que provocaron que, durante unas semanas, ni siquiera se atreviese a salir a la calle, tal y como élla misma confesó en el documental “Un sueño real”.

De esta forma, y a sus 18 años Sara Ezquerro se quedó sin equipo. En ese momento, apareció la presidenta del CD Tacón, Ana Rosell, que en ese momento militaba en Segunda División, le ofreció una plaza como portera en el equipo.

Pero el destino tiene estos giros y en junio de 2019 el CD Tacón fue absorbido por el Real Madrid. De esta forma y a base de trabajo, ganas y mucho esfuerzo, Sara Ezquerro se ganó la continuidad en el equipo madrileño.

Sólo así, cuatro años y muchos kilómetros a sus espaldas después, Sara pudo ver satisfecho su sueño de jugar en el equipo blanco, puesto que ya, bajo el escudo y con los colores del Real Madrid el equipo madridista confirmó su presencia en su plantilla para esta temporada, como tercera portera.

Finalmente y, tras toda una temporada a la sombra de Misa y Yohana, como tercera guardameta del equipo, David Aznar tuvo el gran detalle de darle unos minutos en el penúltimo partido liguero. Cuando el partido ya estaba más que decidido, en el minuto 76, dio cumplida satisfacción al sueño de Sara, quien más feliz que un niño con zapatos nuevos, debutó con la camiseta del Real Madrid.

Porque los sueños, si se persiguen con el ahínco y la fe, contra viento y marea, con el que lo hizo Sara, también se cumplen…

Deja una respuesta