Previa Real Madrid-FC Barcelona: Un Clásico con más de media Liga en juego

El Real Madrid y el FC Barcelona se verán las caras por última vez en la presente temporada este domingo a las 21:00 horas en el Santiago Bernabéu, en un duelo en el que hay más de media Liga en juego.

Un Clásico al que ambos equipos llegan en situaciones tanto deportivas como sobre todo anímicas francamente diferentes, debido al distinto resultado de sus eliminatorias en Champions League de esta semana.

Mientras que el Real Madrid recibe a los azulgranas con la moral por las nubes, tras su heroico pase a semifinales eliminando en el Etihad Stadium en los penaltis al actual campeón y gran favorito para repetir título como es el Manchester City, el Barça caía con estrépito en Montjuic ante el PSG por 1-4. Los de Xavi no sólo dejaron escapar una eliminatoria que tenían francamente de cara (recordemos que vencieron en París en la ida por 2-3) sino que, además, ofrecieron una paupérrima imagen y fueron vapuleados por los de Luis Enrique.

A eso hay que sumarle la polémica que hay ahora mismo en el vestuario, producida por las declaraciones de Gündogan tras acabar el partido, reconociendo que era justa la expulsión de Araújo y la posterior respuesta de éste al día siguiente en un acto publicitario, que anuncian vientos de tormenta en el seno del equipo.

Por último, hay que decir que el Barça llega a este Clásico a nada menos que ocho puntos, por lo que tienen sobre sus espaldas toda la presión ya que ni siquiera les vale el empate y una victoria madridista dejaría zanjada prácticamente la Liga, ya que el Real Madrid se situaría ya a una casi inalcanzable distancia de 11 puntos (ocho en caso de empate) y el goal average a favor y con tan solo seis jornadas por disputar.

El Real Madrid llega a este partido con todos sus efectivos disponibles, si bien ha tenido hasta el último día las dudas bastante serias con respecto a la participación tanto de Dani Carvajal como de Ferland Mendy.

Ambos acabaron con muchas molestias de la “Batalla de Manchester” e incluso el lateral madrileño tuvo que ser sustituido en la prórroga, aquejado de fuertes dolores musculares tras el tremendo esfuerzo físico que tuvo que llevar a cabo durante los 90 minutos y parte del tiempo extra para tratar de embridar a Grealish, primero, y a Doku, después, antes de romperse.

Mendy logró acabar “de una pieza” los 120 minutos que duró el encuentro del Etihad pero acabó también con muchas molestias musculares que, de hecho, le obligaron a entrenar el viernes a menor ritmo que sus compañeros e, incluso, ni siquiera pudo estar presente en la sesión del sábado, lo que hizo presagiar que no sería de la partida.

Sin embargo, ante la importancia de este encuentro, vital para que los de Ancelotti puedan agarrar asa y media del 36º título liguero de su historia, ambos han entrado en la convocatoria y el italiano podrá contar con sus 22 jugadores disponibles en estos momentos.

Por su parte, los de Xavi han podido recuperar a todos sus efectivos y, salvo Gavi y Balde, que continúan lesionados, viajarán a Madrid con todo su arsenal disponible, esperando dar la sorpresa y asaltar el Bernabéu en la última posibilidad que les queda para poder seguir optando a un título al que llevan ya varias semanas aferrados.

No olvidemos que, salvo el durísimo golpe europeo, el Barça llevaba sin perder en Liga desde el pasado 27 de enero, cuando cayeron por 3-5 en casa ante el Villarreal y sólo han cedido dos empates (ante el Granada en casa el 11 de febrero y ante el Athletic de Bilbao en San Mamés el 3 de marzo).


Alineaciones probables

Por el Real Madrid, Ancelotti alineará con toda seguridad a su “once” de gala y todo apunta a que repetirá el mismo equipo que asaltó el Etihad esta misma semana, con la única duda de su Tchouameni volverá a la titularidad en detrimento de Nacho como central, quien firmó el miércoles su mejor partido de la temporada o en la medular, sustituyendo a Camavinga, quien se pegó una auténtica paliza ante el City.

Por tanto, el equipo inicial madridista debería ser el integrado por Lunin bajo los palos, Carvajal, Rüdiger, Nacho y Mendy en defensa, Tchouameni, Kroos, Valverde y Bellingham en el centro del campo y con Vinicius y Rodrygo en punta.

Por parte del Barça hay que decir que no tiene margen de error por lo que no podrá salir a especular con el resultado ni a intentar empatar o ganar por la minima, de modo que el “once” que alineará Xavi debería ser el siguiente: Ter Stegen; Araújo, que volverá al lateral derecho por la derecha para intentar frenar a Vinicius e intercambiará su posición con Koundé, Cubarsí y Cancelo en la defensa, Pedri, De Jong y Gündogan en la medular y en punta irá con todo, es decir, Yamal, Lewandowski y Raphinha.

Deja una respuesta