Mercado de verano tranquilo por Valdebebas

El equipo blanco también se ha visto afectado por la gran crisis que ha provocado la pandemia mundial que se está pasando. Un año después de un verano movidito en el club, la situación económica no ha permitido que se vean muchas nuevas caras por Valdebebas. Los movimientos con dinero de por medio, han sido más bien para dar salidas que para incorporar jugadores en la plantilla.

Martin Odegaard, la única cara realmente nueva de esta temporada en el Real Madrid

Areola, quien fue el segundo portero de Courtois en la pasada campaña, ha vuelto al PSG, donde pasará a ser suplente del ex madridista Keylor Navas. El guardameta francés se marcha a su país de origen tras un paso sin pena ni gloria por el Real Madrid, donde no jugó un gran número de partidos, pero tampoco causó ningún mal al equipo. Se puede decir que, teniendo en cuenta la superioridad del otro portero del equipo, ha cumplido.

Su posición la ocupará Lunin, quien vuelve a la plantilla tras sus cesiones en el Leganés, Real Valladolid y Real Oviedo. A pesar de disputar pocos minutos en los dos primeros clubes a los que se fue en calidad de cedido, realizó buenas actuaciones en el equipo asturiano.

Achraf se marcha por una cantidad de 40 millones de euros al Inter de Milán. El jugador marroquí venía de realizar dos buenas temporadas en el Borussia Dortmund, pero no tenía hueco en el esquema de Zinedine Zidane.

El pensamiento de muchos era que iba a volver al equipo que le vio crecer, pero su explosión como carrilero zurdo, siendo un jugador de banda tan ofensivo, pero con tan poco poder atrás, obstaculiza sus posibilidades en el puesto de lateral derecho del Real Madrid. Por otro lado, vuelve Álvaro Odriozola, quien a pesar de venir como campeón de Europa con el Bayern de Münich, no tuvo prácticamente protagonismo en los seis meses que duró el préstamo.

Las marchas más… ¿esperadas?

James Rodríguez y Gareth Bale pusieron rumbo a la Premier League. El técnico francés no contó prácticamente con ellos en toda la temporada, por lo que tampoco lo iba a hacer de cara a la próxima. El centrocampista colombiano, ni supo adaptarse al juego del equipo madridista ni mostró la actitud necesaria para ello.

Quizá el partido que más le sentenció fue el de la derrota en Copa del Rey ante la Real Sociedad, en el que dio una mala imagen desaprovechando la titularidad. Se marcha al Everton por una cifra cercana a los 25 millones de euros.

Por otro lado, el jugador galés pone fin a su etapa en el Real Madrid y se marcha cedido al Totthenham. La actitud del extremo izquierdo no fue la deseada, aunque tampoco contó con el apoyo de Zinedine Zidane. Llegó un punto de la temporada en el que era más noticia por temas extradeportivos que por lo que podía hacer en el campo.

Objetivo cumplido con la salida de Gareth Bale al Tottenham

Otro jugador que se marcha al Totthenham es Sergio Reguilón. Tras su exitoso paso por el Sevilla de Julen Lopetegui, el Real Madrid se ha deshecho de sus servicios, por lo menos por dos temporadas.

El lateral madrileño necesita seguir acumulando minutos para llegar a su máximo nivel, por lo que el Real Madrid se guarda esa opción de recompra. Podría ser un buen sustituto de Dani Carvajal en un futuro. El que también se queda un año más en Londres es Dani Ceballos, tras alargar una temporada más su cesión en el Arsenal.

Brahim Díaz se marcha cedido hasta junio de 2021 al Milán. Zidane ha puesto mucho empeño en que la salida sea solamente en forma de préstamo, por lo que podría estar interesado en sus servicios de cara al futuro. No contaba ni con minutos ni importancia en el equipo madridista, por lo que su salida es más que razonable. Competirá en Europa League con el club italiano.

El verdadero “fichaje”

La incorporación que genera más ilusión al madridismo es la de Martin Odegaard. Tras su aventura en tierras holandesas, el noruego aterrizó en Anoeta y cuajó una gran temporada en la Real Sociedad.

Durante varios fragmentos de la pasada campaña, fue el mejor jugador de La Liga, incluso por encima de Leo Messi. Le ofrecerá a Zidane la posibilidad de usarlo tanto en la posición de mediapunta como en banda. Puede aportar mucho en el control de partidos además de dar descanso a otros jugadores como Luka Modric.

Por otro lado, se han traspasado al Levante a dos jugadores como Dani Gómez y De Frutos, quienes no iban a contar con minutos en el Real Madrid. Otro jugador que ha sido traspasado es Javi Sánchez, quien seguirá en el Real Valladolid a pesar de la finalización de su cesión.

Takefusa Kubo, tras dar por acabado su paso por el RCD Mallorca, ha sido cedido un año más, pero esta vez al Villarreal. El japonés contará con un gran grupo de futbolistas a su lado que sueñan con entrar en Champions League a finales de temporada. Sin duda, le aportará muchísima experiencia.

Borja Mayoral volvió de su cesión en el Levante y en algún momento pareció que se podía quedar, pero finalmente ha sido cedido a la Roma por dos temporadas. El delantero madrileño buscará en Italia los minutos que, en principio, no iba a tener en la capital española. Óscar Rodríguez ha recalado en las filas del Sevilla de Julen Lopetegui tras finalizar su préstamo en el Leganés y Vallejo ha alargado su estancia en el Granada.

La otra joya brasileña del Real Madrid, aparte de Vinicius y Rodrygo, es Reinier. Tras disputar unos pocos partidos en la Segunda División B con el Castilla, se le ha buscado una salida interesante y ha terminado en el Borussia Dortmund. Permanecerá dos temporadas en el equipo alemán, el cual tiene fama por convertir a jóvenes promesas en grandes estrellas a nivel mundial.

En definitiva, ha habido movimiento, sí. Pero ha sido en pequeñas medidas. El mercado ha sido tranquilo en el Real Madrid, y el jugador que de verdad ilusiona a la afición es el de Martin Odegaard.

Deja una respuesta